viernes, 31 de diciembre de 2010

El Poder Creativo



Las mayorías de las religiones nos indican que fuimos creados, o tenemos potencialmente en nuestro interior todos los poderes y atributos de nuestro creador.

Los cuales en muchos casos no los activamos por que los desconocemos, o no los creemos posibles, hasta que el mismo instinto de supervivencia nos obliga a activar esas virtudes inherentes a nosotros mismos.

Por este motivo tenemos que tomar conciencia de esta poderosa herramienta, que sin duda nos ayudara a definir nuestro camino de desenvolvimiento y frente a los obstáculos que nos presenta la vida redefinir nuestro rumbo.

Igualmente debemos usar nuestro poder creativo, para transmutar las circunstancias que nos desagradan, para transformar lo negativo en positivo, la mediocridad en prosperidad, en fin realizar todos nuestros sueños y metas, claro está siempre acorde con nuestro destino de vida.

Nuestro poder es tan grande que siempre podremos hacer y elegir lo que queremos, aplicando el don de la voluntad y la fe; es decir si creemos que podemos, podremos y si creemos que no podemos, no podremos, en ambos casos tenemos razón. Aquí está el principio del libre albedrio, todo depende de nuestra elección.

Transitando el camino de la renuncia, definitivamente podremos activar nuestra consciencia divina obteniendo todo lo positivo y trascendente, pero si por el contrario nos alejamos de ese camino es posible que usemos ese poder creativo para actos dañinos y nocivos, que lo que dejara en el mundo será tristeza y dolor.

Nuestro momento es ahora, Vivamos, actuemos y decidamos ahora; utilicemos nuestra creatividad para buenas obras, para amar más, para ser compasivos y optimistas. Así entonces al universo no le quedara más alternativa que darte lo que realmente te corresponde que es simplemente lo mejor que existe.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Feliz Navidad



Disfrutemos esta navidad, en familia, en armonia, con una mirada distinta en cada alma, observemos lo Divino que se encuentra en cada ser y ofrendemos cada momento para ser el instrumento en la vida, que este hermoso dia acompañe a las almas y le de su paz Divina.

Feliz Navidad les desea 168 posibilidades, recuerden que son un mar de posibilidades.

martes, 14 de diciembre de 2010

El sentido que le doy a mi vida


“Sea su primer acto despertar una fervorosa elevación del pensamiento a lo Divino, procuren luego distribuir su tiempo de tal modo que puedan dedicarse ampliamente al desenvolvimiento de la vida espiritual atreves del cumplimiento responsable de sus obligaciones diarias y de las prácticas ascéticas recomendadas en este método.”

En la búsqueda personal de la paz interior, del equilibrio. En el deseo de integración de algún modo positivo a la sociedad, en la intensión de querer dar un valor agregado a la existencia el ser necesita un camino, una guía que lo ayude a no quedarse solo en la intensión.
Tener un método que nos ayude a encontrar el camino, con herramientas que nos facilite la conexión con lo divino y nuestra manera de pensar, sentir y actuar nos fortalece el entusiasmo y compromiso.

Meditar, detenernos, observarse, observar el entorno permite ser objetivos, y a medida que esa contemplación se hace diaria y metódica, la actitud, el pensamiento y el sentimiento se unen de manera amorosa, compasiva y efectiva.

Sin duda no elimina momentos de desolación, de ira, de confusión, de dolor que aparecen en el transitar de la existencia, sino que ayuda a observar, a trascenderlos para poder salir fortalecidos de esas experiencias. Los hechos suceden, es la actitud frente a los sucesos lo que va transformándose.

Una vida comprometida requiere hábitos, disciplina, renuncia, que permite sentir y vivir en un estado de libertad y serenidad tal, que una vez reorganizada la manera de desarrollar la conciencia, esta se expande, vibra en la realidad que se desarrolla aportando ese trabajo interior que hemos desarrollado.

La meditación diaria permite observar, darle dirección, riqueza y sentido a mi vida.
Al viajar, saber dónde queremos ir, llevar el mapa de ruta, avanzar chequeando el camino nos permite avanzar serenos, disfrutar el camino, relacionarnos con empatía con los demás, aprender, compartir la experiencia del camino recorrido.

El sentido que le doy a este paseo por la vida, no es otro que el que deseo de mantener la unión con lo Divino, mediante la meditación diaria, la oración, dirigir mis energías en dirección y unión a la gran corriente, la apertura de conciencia, el amor compasivo, trabajar con egoencia. Trabajar, trabajar, trabajar. No hay nada más maravilloso que sabernos chispa divina, que de errores también se aprende, que debemos amarnos, comprendernos, perdonarnos y motivarnos a crecer, ayudar y contribuir al amor universal.

Cada mañana nos trae una bendición escondida, que solo sirve para ese día, y que no puede ser ni guardada ni desaprovechada. Si no usas ese milagro hoy, se perderá.
Y tú, que sentido le das a tu vida???.

martes, 7 de diciembre de 2010

¿Cómo transformo mis pensamientos?



¿Queremos verdaderamente cambiar?
¿Por qué? ¿Para qué?

“Este querer cambiar” es una actitud fundamental que define nuestro orden de prioridades la orientación que llevan todos nuestros esfuerzos
Querer cambiar es la base y el cimiento de una transformación real


Cuando queremos: bienes materiales, conocimientos, prestigio, dinero, poder, nos ponemos en pies de lucha y el cambio se traduce en términos cuantitativos, cada conquista nos enriquece, cada fracaso es una pérdida


Cuando la transformación es a nivel de pensamientos “Generamos pensamientos positivos aunque nos tiente el impulso destructivo de criticar”, es una transformación a nivel del ser, es un modo de vida que abarca nuevas acciones y relaciones


Se abre una nueva percepción de nosotros mismos, en lo cotidiano, vivimos explorando nuestros pensamientos donde se prueba y experimenta un pensamiento más elevado, rompiendo los viejos moldes y ganando libertad, coherencia, armonía y mesura


Comenzamos a reconocer nuestras capacidades, características, potencialidades, limitaciones y fortalezas. Sabemos que no somos “perfectos”, conocernos a nosotros mismos es nuestra prioridad


Nos transformamos en seres humanos capaces de crecer y desenvolvernos. El trabajo interior, implica, el recorrido interior de cada persona, se revela la más profunda intención de transformarnos ¿hacia donde queremos ir?


La vida diaria es el medio para nuestro desenvolvimiento espiritual


martes, 30 de noviembre de 2010

Las infinitas posibilidades



A través del tiempo he aprendido que tengo infinitas posibilidades para mi crecimiento personal, espiritual y profesional


Tenemos muchos caminos para escoger, está en nosotros desarrollar nuestra capacidad de observar y de discernir lo que es mejor tanto para nosotros como para los seres que conviven a diaro con nosotros y hasta aquellos que ni siquiera conocemos


Debemos trabajar constantemente con nosotros mismos para desarrollar un amplio estado de conciencia y así estar atentos a ese abanico de posibilidades que se presentan para tomar una u otra decisión.


De esta manera cuando tengamos alguna duda sentémonos a analizar, a meditar, a escribir los pro y los contra de nuestras decisiones para que sean las correctas y si nos equivocamos, recapitular y volver sobre esa misma decisión y si tenemos que admitir que no fue la mas acorde, emprender el camino para enmendar el error.


Pídamos a la Divina Madre, siempre que debamos tomar una decisión para que ella con su fuerza y su presencia nos asista y nos conduzca por el camino más asertivo

sábado, 27 de noviembre de 2010

Las Expresiones Virtuosas

Ante todo definamos la “virtud”! una cualidad que le permite al ser humano tomar decisiones y actuar correctamente, centrado en las buenas acciones que contribuyan a dar una solución al ser mismo y a terceros. El filósofo griego Aristóteles afirmaba que el "hombre virtuoso es aquel que hace del bien, una necesidad imprescindible, que pone su felicidad en el bien." El ser humano al adquirir o incorporar hábitos del bien, va manifestando en su vida su amor al bien.

Se dice que la virtud es el resultado de una acción consciente, iluminada por la inteligencia y resultante de una voluntad determinada al obrar siempre bien y amparada por el sentimiento que le propicia cooperación para su cumplimiento, pero además de eso tiene el elemento espiritual, lo que nos mueve desde nuestro corazón.

Las expresiones virtuosas surgen primero por una convicción de nuestra naturaleza espiritual, de reconocernos interiormente sobre nuestras cualidades y nuestros buenos propósitos que muchos llamamos “nuestra esencia”. Luego este contenido, por decirlo así, lo proyectamos en función de lograr siempre en nuestras relaciones interpersonales, con la naturaleza y entorno social, una armonía y respeto.

Pero también en esas expresiones virtuosas están presente nuestras creencias, que se han ido formando dentro del ser, según nuestras experiencias o conocimiento adquirido, en ese transitar de vida, y que han pasado por filtros, reconociendo y aceptando aquellas que nos mantienen centrados en acciones del bien. Acá es muy importante resaltar el estado de consciencia que tengamos y nuestra intención, donde podemos elegir caminos de inclusión y participación en lugar de egoísmo y actuaciones malsanas.

En los contextos sociales, se presentan muchos tipos de manifestaciones, con diversas tonalidades que nos pueden influenciar o no en nuestro modo de actuar. La diferencia esta en nuestras decisiones o convicciones. Al trabajar interiormente con nuestro ser en función de nuestro desenvolmiento espiritual, logramos conducirnos en un modo de vida, donde nos vemos parte de un todo que es el mundo, con experiencias transformadoras y conscientes.

Dentro de la sociedad se presentan virtudes tales como creatividad, rigor intelectual, honestidad, busca por la verdad. En general podemos decir que hay virtudes intelectuales y morales. Las primeras actúan para el perfeccionamiento de la inteligencia y las segundas, para trabajar en favor de la voluntad, del sentimiento y demás tendencias. La virtud intelectual busca la verdad, mediante el estudio, la reflexión, la atención, que fortalecen la mente. La virtud moral a su vez se presenta en cuatro clases de virtudes esenciales conocidas desde la antigüedad como la prudencia, templanza, justicia y fortaleza.

No olvidemos las virtudes que emanan de nuestra esencia, de nuestro amor interior, que se van expresando por la voluntad de querer relacionarnos con egoencia, es decir, con inclusión participativa. De esta forma, hablamos de la fe, la esperanza y la caridad, la humildad, el perdón, la paciencia, la abnegación, el sacrificio, la comprensión y la renuncia. Estas expresiones virtuosas le dan brillo a nuestra vida y potencializan las intelectuales y morales.

Una forma de mantenernos en esa actitud del bien, sería meditar sobre nuestros actos a realizar, generando las transformaciones de pensamientos, actos y sentimientos, y expresando nuestra voluntad de querer hacerlo. También nos podemos ayudar con reflexiones diaria, repasando antes de acostarnos, todos nuestros actos para verificar en cuáles no fueron correctos y así poder corregirlos al día siguiente.

Adquirimos hábitos que nos inclinen moralmente a una constante acción del bien, y que fortalezca nuestro ser, sosteniendo nuestras expresiones virtuosas. Ellas propician, una vida noble y digna que a su vez cambia las asperezas de nuestro proceso evolutivo y nos llena de alegrías al superarlas.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Nuestra Relacion con el Macrocosmos y Microcosmos



Se podría definir al macrocosmos como la totalidad del universo manifiesto, como una unidad que tiene vida y se encuentra en expansión.

Ahora el microcosmos, sería aquello que compone al hombre, con semejanza de su creador y que a la vez es reflejo de su fuente que es el macrocosmos.

Ya la ciencia a través de la astrología, la cosmología en la parte exterior y la física cuántica en lo interior han conseguido muchos parecidos en estos mundos, que definitivamente estan relacionados, a pesar de que existen muchos aspectos en ambos que todavía no se pueden explicar a la luz de las teorías científicas, más sin embargo no podemos decir que esos aspectos no existan.

Místicamente se afirma que el hombre es llamado el espejo del universo, imagen de Dios, y así el hombre repite en miniatura la evolución del universo.

Trasladando estos conceptos, a nuestro deseo de desenvolvimiento espiritual, es importante que comprendamos esta relación para ir abriendo cada vez más nuestra mente, haciéndonos mas conscientes de nuestro entorno interior y exterior , para desarrollar esas otras partes de nosotros que han estado encerradas durante siglos: la intuición, la sensibilidad, la participación, la renuncia y por ende la unión con la gran corriente creadora.
Estas otras partes de nosotros no racionales percibirán con más claridad la relación intrínseca entre el macrocosmos y el microcosmos, entre lo de fuera y lo de dentro, entre lo que vivimos y necesitamos vivir.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

La Sabiduría del Corazón



La sabiduría del corazón se expresa en nuestras situaciones diarias, en momentos de comprensión y sentimientos, ella nos ayuda a evaluar con mayor claridad las experiencias interiores y nuestras creencias, al darle la oportunidad a expresarse en nosotros este instrumento, dejamos de lado el juzgar solo por experiencias e impresiones que recibimos.

Damos la oportunidad a distinguir la fe de la comprensión, a no confundir la verdad con experiencias místicas, o basarnos en teorías o hechos tratando de entender lo desconocido en nuestro interior.

Nos ayuda a observar de la manera mas pura y sin prejuicios el entorno que nos rodea, al dejar que se exprese en nosotros libremente, transforma un mundo de ilusiones, en realidades que trascienden nuestra existencia.

Esta sabiduría es una mística, que al ofrendarnos se expande en nuestro ser, observa en silencio las emociones y las trasforma en matices que dan vida a lo mas abandonado, entonces con esto dicho los invito a observar desde la sabiduría del corazón, ese mundo que los rodea, poder ver a lo Divino en cada esencia de vida, para observar en silencio un interior que no conocía.

martes, 26 de octubre de 2010

Economía providencial




Antes de penetrar en el tema, definamos el término ECONOMIA “arte de administrar los bienes disponibles para el bien común” ahora distingamos que es PROVIDENCIAL “fuente desde lo cual todo esta siendo “provisto”. De acuerdo a esto podríamos decir que Economía Providencial es el arte de administrar sabiamente los bienes que la vida nos provee para el bien común. Inclusive aquellos bienes que usufructuamos sin saberlo. Entre esos bienes podríamos señalar: el agua, el aire, la tierra y sus frutos, la luz solar, la salud física, anímica y mental, el carro, la vivienda, la nevera, los grados de instrucción, el dinero, el tiempo, el espacio, la sinceridad, el respeto y cuidado mutuo, la solidaridad, la crisis, la información, las relaciones de todo tipo, la oración, la bondad, el don del servicio, el compromiso, el conocimiento,…

Los bienes están ahí al alcance de quienes lo necesitan. Pero si miramos el panorama de la economía mundial todos los seres humanos, deseamos acumular sin medida, olvidando las necesidades de los demás. El arte seria que lleguemos a inquietarnos por la calidad de vida de la humanidad presente y futura.


El hombre y la mujer tienen una infinidad permanente de posibilidades de bienes de todas clases, entre ellos, los bienes materiales. Y el que más da, más recibe; no es dar todo y quedar como un mendigo, sino ocupar un solo lugar en el mundo. Todos los Seres humanos necesitamos bienes materiales y bienes espirituales de forma equilibrada, armónica y sincrónica. El hombre y la mujer pueden ahorrar, guardar adecuadamente los bienes materiales que necesite de forma previsora.
El hombre necesita según su actuación y capacidad, su casa propia, sus herramientas para trabajar, sus animales domésticos, sus alimentos, sus vestidos, sus libros para estudiar, podríamos llamarlos a estos elementos básicos indispensables; gozar de bienes propios para el desenvolvimiento y la participación en la sociedad.

La economía providencial es una práctica sencilla, que la accionamos en el día a día. Todos los Seres humanos podemos dar al máximo, sin restricción y de forma espontánea lo mejor de si y de nuestros bienes a los padres, a los hijos, a los hermanos, a la familia, que están bajo nuestra tutela. Además regalar dadivas a los más desamparados, a los desvalidos, a los inválidos, a los enfermos, a los ancianos. Hacer una buena administración de nuestros bienes, ofrendar para bien y adelanto de los demás.

Y si nosotros tenemos seguridad y confianza en la Divina Madre y que formamos parte del Plan Divino, compartiremos, dividiremos nuestros bienes y las ganancias con los otros Seres.

Siempre tenemos la posibilidad de administrar aquel bien que estemos disponiendo. Inventen su propio modo de administrar los bienes comunes para el bien de todos.


miércoles, 20 de octubre de 2010

El Milagro de la Crisis


La palabra china para crisis -no tienen palabras, tienen imágenes-, el ideograma chino para crisis es hermoso. Consiste en dos pequeñas imágenes, dos pequeños ideogramas: uno quiere decir peligro, el otro quiere decir oportunidad. Crisis es peligro y oportunidad… depende de ti.

Leyendo el titulo tú te preguntarás... Existe algún milagro en la crisis??.
Un amor que termina mal, un trabajo que se pierde inexplicablemente, una relación a la que apostabas no funcionó, tu salario no alcanza para tus necesidades básicas, son algunos de los tantos disparadores de un estado de crisis.
El milagro de la crisis no aparece si nos entregamos al estado de decepción, tristeza y dolor, es decir, no pretendamos salir de ella girando en un circulo vicioso de sentimientos y pensamientos negativos y repetitivos; de inacción que estanca el fluyo de energía positiva creadora que todos tenemos.
Estar inmersos en un estado de desánimo preguntándonos porque a mí?? Nos llevará a obtener más de lo mismo; pero.. si cambiamos la pregunta a: para que a mí? ?un sin fin de posibilidades aparecerán para hacer surgir un nuevo modelo de actitud, pensamientos y recursos.
Aceptar la crisis como un verdadero desafío para desarrollar nuestras propias capacidades permite que el rumbo cambie inexorablemente.
La actitud de letargo es reemplazada por la operatividad; evaluando qué habilidades necesitamos para superarla podremos verifica cuál de ellas ya poseemos y cuales necesitamos desarrollar.
Pues, en ese desafío y balance es donde aflora lo mejor de cada uno.
Hablar de crisis, desde una actitud derrotista es afirmarla, callar en la crisis es exaltar el conformismo. Sin embargo trabajando fuerte acabamos de una vez con la única crisis amenazadora, que es la tragedia de no querer luchar por superarla.
Gran parte de la humanidad en este preciso momento está tratando de adaptar sus necesidades a sus posibilidades de la mejor manera que puede.
“Donde muchos ven crisis, algunos ven oportunidades”. Es decir, depende de cada uno sacar lo mejor de si para evolucionar.
Al hacer contacto con nuestras herramientas internas en un momento crítico, uno aprende y cambia; no solo cambia en el momento, sino que crece como persona.

miércoles, 13 de octubre de 2010

La Aceptación


Muchas veces nos quejamos de alguna situación vida, contraria a nuestros planes, sin pensar qué podemos extraer de ella una enseñanza. Es por esta razón que debemos aceptar con ofrenda cada situación por más dificil que ésta sea y pedirle a la Divina Madre que nos ayude a comprender y a sacar de ella algo positivio.

Si buscamos en el diccionario el significado de la palabra aceptación observamos que dice, que es recibir voluntariamente y aceptar una situación tal como es.

Es de este modo que podemos vivir conscientemente la aceptación ya sea de algunos seres o de algunas situaciones por díficiles que parezcan.

Cuando aceptamos conscientemente estamos atentos a las enseñanzas que podemos recibir y de esta forma actuar de modo acertivo ante cada una de las pruebas que aforntmaos diariamente.

A muchas almas nos

Cuesta trabajo aceptar con ofrenda y

Entrega. Es por esta razón que debemos

Practicarla como un ejerccicio diario y

Trabajar conscientemente,

A través de la oración operativa y mental

Resultará muy agradable ver los resultados.

martes, 5 de octubre de 2010

Aprender a Desaprender



Aprender según un significado, es adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o de la experiencia. Durante toda la vida estamos recibiendo conocimiento ya sea cotidiano, técnico o científico de nuestro entorno, producto de nuestras vivencias e interrelaciones presénciales o a distancia. A través de nuestro recorrido por nuestras instituciones educacionales nos llenamos de conocimiento que va integrándose al esquema mental y de allí fluye hacia la parte operativa de nuestras acciones, y muy importante en nuestra comunicación.

En este aprendizaje surgen cambios de pensamientos, comportamientos y toma de decisiones. Hay entonces cambios de comportamiento y de desenvolvimiento. Si ese conocimiento esta en concordancia con nuestras actividades o prácticas, entonces el comportamiento y desenvolvimiento será en positivo y nos lleva hacia adquirir nuevas habilidades y también nuevos conocimiento.

Al llenarnos de aprendizaje, tenemos que a veces vaciarnos de contenidos en nuestra mente que no tienen vigencia y que no tienen efectividad de acción y de desarrollo individual e incluso en relación con el trabajo en equipo, y es cuando se pone de manifiesto el “desaprender”.

Desaprender conlleva observación, razonamiento, conocimiento y cambios de acciones a aquellas más efectivas para nuestro desenvolvimiento como ser humano y como integrante de una sociedad en relación. Debemos detenernos y reflexionar sobre lo que debemos cambiar, para generar nuevas conductas o destrezas. Estar flexibles a lo que los otros seres nos aportan, al conocimiento o ideas que nos ayudan a una convivencia en armonía.

Aprender y desaprender forma parte de nuestro proceso de aprendizaje efectivo y dinámico, en estos tiempos de globalización del conocimiento y de las conexiones vía Internet, donde cada día se producen nuevos conocimientos o están a la disposición el conocimiento ya dado.

Resulta importante claro esta, lo aprendido en el pasado o hasta un momento determinado, pero también es importante lo que una persona es capaz de aprender, de allí que en el aprendizaje, no se pierda ese elemento de desaprendizaje de hábitos de conductas, de ideas, de patrones de comportamientos, de respuestas, que le ponga límites al proceso de cambios o mejor desenvolvimiento del ser en concordancia con lo que se vive cada día.

Mostremos una actitud abierta, flexible y decidida y principalmente comprometida con la adquisición de nuevos conocimientos. Detengámonos a escuchar, a reflexionar y en silencio busquemos dar mejores respuestas, manejándonos en ese Aprender y Desaprender!

jueves, 30 de septiembre de 2010

Equilibrio de nuestro Intelecto


El intelecto es entendimiento, es una facultad, es una pequeña chispa donde se origina el pensamiento.
El equilibrio es el término que se le da, a un conjunto de formas que al encontrarse o influir sobre un mismo objeto genera procesos controlados, es decir, se encuentran dos energías vibratorias que trabajan en la mejor forma generando un orden y control.

Al trabajar estas dos términos, si lo aplicamos se genera un trabajo interno y externo, ya que poco a poco se ejerce un control sobre nuestros instrumentos y cuerpos, de manera que al utilizarlos logramos encontrar ese equilibrio que nos da un perfeccionamiento de nuestros cuerpos, es interesante saber que todo lo que ocurre en el interior se expresa en el exterior, cada vez que percibimos algo desconocido y nuestra mente no lo hace conciente o acepta, nuestro cuerpo actúa de la manera que pensamos en ese instante, allí se empiezan a generar esquemas y conductas que afectan las actitudes.

Cuando nuestra mente se prepara y deja fluir el intelecto que es la forma pura del pensamiento, genera una cantidad de preguntas y situaciones, la diferencia esta en que seamos capaces de aceptar o aplicar dichos pensamientos donde discernimos para generar el verdadero equilibrio.

De esta manera creamos un cambio interior desde la mente, la cual afecta a todo lo que nos ayuda a expresarnos, logrando tener un contacto exterior más simple, con una actitud abierta de disponibilidad.

A diferencia de las situaciones que nuestra mente se deja llevar, aparece el pensamiento correcto, pero nuestro miedo a conocernos, o expandirnos, nos limita y lleva a nuestros cuerpos a actuar y percibir siempre de una misma forma, el tener un equilibrio en nuestros cuerpos genera cambios que se expresan simplemente en nuestro entorno, si al despertarnos nuestro pensamiento y nuestra intención es pura y con aceptación, se genera todo un proceso que hacemos inconcientemente, pero al perder la atención sobre ese pensamiento durante el día, instantáneamente cambia nuestra actitud.

Esto sucede porque el intelecto al dejarse fluir afecta a todos los cuerpos de manera que si se logra mantener la idea pura, real, todo cambia en función de lograr esa idea, los cuerpos, las cosas, todo se vuelve un instrumento divino para lograr esa idea pura.

Lo importante es tener siempre en cuenta que algo tan interno tan profundo, afecta enormemente a nuestro exterior, nuestro entorno, si hoy despierto y nace en mi ayudar a mi familia en la casa, y mantengo ese pensamiento todo en mi entorno familiar se genera una herramienta para expresar ese pensamiento, y mi actitud se controla bajo esa idea, nace la disponibilidad.

Un pequeño ejercicio es levantarse y pensar un cambio que quiera dar ese día, sea cual sea, la importancia esta en mantener esa idea, darle la atención necesario para lograrla y al final del día observar como actuaron mis instrumentos divinos, como afecte al entorno, y poco a poco se logra generar un equilibrio que nos libra de apegos innecesarios.

martes, 21 de septiembre de 2010

Como influimos en nuestro entorno



Somos seres de relación, todo nuestro mundo gira en función de relaciones. Tenemos relación con todo; con nosotros mismos, con la familia, con los amigos, con la comunidad, con la naturaleza, con lo divino.
Por consiguiente nuestro comportamiento en este mundo de relaciones genera una influencia en cada una de ellas. Y así de igual manera que influenciamos nuestro entorno, el también produce efectos sobre nosotros, y estos efectos pueden ser tanto negativos como positivos. Con las noticias y comentarios que escuchamos, las imágenes que vemos, muchas veces hacen que nuestro ánimo no sea el mejor para encarar los desafíos que la vida nos presenta.
Pero tenemos que entender que el verdadero secreto está dentro de nosotros, no podemos dar lo que no tenemos. Si no hay un conocimiento interior de nuestras posibilidades, de que seamos capaces de alcanzar un objetivo, o superar un malestar que condiciona nuestras vidas, entonces será imposible influir positivamente en los seres que nos rodean.
Primero tenemos que estar convencidos de que podemos lograr nuestras metas. Si en verdad deseamos cambiar las cosas malas que hay en el mundo, comencemos por sacarlas de nuestra mente y corazón. Si logramos esto, a partir de este momento estaremos comenzando a generar esa influencia en nuestro alrededor. Si tienes poca influencia conseguirás poco, si tienes mucha influencia, mucho conseguirás.
Nuestra fuerza de voluntad, nuestra convicción es mucho más potente de lo que creemos. Si logramos canalizar bien es muy probable que influyamos positivamente en los seres, para que estos deseen cambiar, en vez de verse forzados a hacerlo como método de sobrevivencia.
Nuestro trabajo es comenzar humildemente a desarrollar una comportamiento espiritual, que logre llevarnos a ser mejores padres, hijos, hermanos, ciudadanos; expandiendo y generando paz, equilibrio, bienestar y prosperidad donde nos encontremos.
La divina madre está buscando medios por los cuales pueda plasmar su gran obra, nosotros sus hijos estamos llamados para hacerlo, siendo cada vez más dignos de ella y asumiendo el compromiso de manifestar su mensaje al mundo, con nuestras acciones diarias.

martes, 31 de agosto de 2010

Amor y armonía


Cuando el Ser Humano se dedica voluntariamente al desenvolvimiento espiritual transforma su vida cotidiana en un instrumento de ofrenda.

Escudriña, observa sus pensamientos, sus sentimientos y sus actos, sembrando en su vida y en el mundo un ambiente armónico que redunda en amor, amistad, comprensión, quietud y paz interior y exterior, resultado de la transmutación de sus energías.

Comienza a andar en un camino expansivo y participativo donde constantemente se liberan manifestaciones de amor, uno atrás de otro, amor a lo Divino, amor al prójimo, amor al desvalido, amor al indefenso, amor a lo in manifestado, amor a lo manifiesto, simplemente amor….

jueves, 26 de agosto de 2010

El Sabio uso de la Tecnologia


Las tecnologías han surgido en el tiempo para cubrir necesidades del hombre logrando la mejor u optimización de recursos, ya sea a nivel individual, colectivo, poblacional y mundial en relación a países.

Con ellas se han podido satisfacer necesidades de alimentación, vestimenta, vivienda, protección personal, estéticas, de deporte y de las artes. Esto ha contribuido a generar cambios de comportamiento y nuevas maneras de adquirir conocimiento y de diversión como es el caso de las Tecnologías de Información, muy bien ejemplificado en el Internet o telefonía celular. Pero también han traído cambios en la optimización de trabajo a nivel agrícola y urbano, contribuyendo a generar mayores recursos económicos.

No se niega que la Tecnología haya aportado grandes beneficios al ser humano, dada la disponibilidad de aparatos, dispositivos, herramientas y maquinarias de gran utilidad en la agricultura, en la salud pública, en la informática y en la industria en general. Por ejemplo en la detección y diagnóstico de enfermedades se resalta su gran importancia ya que cada día podemos contar con elementos de control de las mismas.

Pero debemos estar atentos en el desarrollo y uso de las tecnología, en el sentido de no contribuir a dañar nuestra integridad como ser que tiene todo para estar sano y a su vez, aprovechar los recursos naturales con tecnologías que contribuyan a manejarse con conciencia de utilizarla con el sentido de devolver mas de lo que utilizamos de ella.

Las tecnologías están allí y siempre están generándose nuevas, pero debemos manejarnos con prudencia y en el caso de los niños y adolescente, debemos orientarlos en su finalidad para evitar el abuso y el posterior daño al hombre mismo, bien por el conocimiento distorsionado que obtengamos o bien por el deterioro de la salud misma por el uso de tecnologías.

No olvidemos las prácticas antiguas u artesanales que nos enseñaron nuestros antepasados, ya que muchas de ellas todavía nos ayudan a vivir en más armonía con nosotros mismos y con nuestro entorno.

No tengamos miedos y dejemos de estar en “onda” con ciertas tecnologías, reflexionemos… ¿realmente las necesitamos? ¿Puedo buscar otra alternativa?

lunes, 23 de agosto de 2010

La salud



La Organización Mundial de la Salud define a la salud como el mejor estado de bienestar integral, mental y social, que una persona puede alcanzar y no solamente como la ausencia de enfermedades.

Aunque la mayoría de las personas que desean estar saludable cuidan su cuerpo, lo ejercitan, su alimentación es equilibrada; pero no todas cuidan ese equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu, armonía fundamental del Ser para vivir en plenitud y producir un feed back positivo en la sociedad en la que se desarrolla.

Comenzar los cuidados desde la parte física no está mal siempre y cuando no nos quedemos solo en esa parte; recordar que somos seres integrales nos permite ir más allá del énfasis que se ha puesto en la concientización en qué elegimos para alimentar nuestro cuerpo para ocuparnos además de qué se nutren nuestros pensamientos y nuestros sentimientos.

Ahondemos en esa tarea, ya que de ese alimento depende el fruto que pueda ofrecer nuestra vida. Al conocer nuestros pensamientos y nuestros sentimientos estaremos logrando conocernos tal cual somos y reconoceremos las verdaderas intensiones que nos mueven, conocimiento que nos ayudará a trascender nuestras limitaciones y egoísmos para elegir la intención que nos permita crecer para bien nuestro, de todas las almas y la unión con lo divino.

Ser sinceros con nosotros mismos es la premisa. Pues, sabiendo donde estamos y donde queremos ir podemos elegir el alimento que damos a nuestra alma.

Estar pendientes a qué materia prima hacemos entrar en el proceso de elaboración de nuestros pensamientos y sentimientos. Esta labor compromete toda nuestra vida y sus resultados nos trascienden.

Cuando nos atrevemos a vernos, podemos analizar y cambiar nuestras conductas de manera de ser coherentes con el objetivo de nuestras vidas, podemos crecer integral y saludablemente.



domingo, 8 de agosto de 2010

Aprendizaje Etico



Aprensión directa del Ser

Praxis constante

Renunciación continúa

Enseñanza cognoscitiva,

Nuestro compromiso

Dicha de vivir la

Imagen celestial

Zen y Jan

Abnegación

Jovial

Emoción consciente

Exaltación de los valores éticos

Templanza

In manifestación de todo lo

Creado

Oportunamente

jueves, 29 de julio de 2010

Las Afirmaciones

Como concepto una” afirmación” es un pensamiento positivo escogido conscientemente y sembrado en nuestra mente-corazón mediante el proceso de la repetición para lograr un cambio en nuestra vida.

Muchos sabios y profetas tanto antiguos como recientes sostienen que si le das a tu mente-corazón un propósito o una idea el universo conspirara para que lo que tú quieras se haga realidad. Utilizando el proceso natural de aprendizaje de la mente que es la repetición.
Las afirmaciones es una herramienta simple, pero poderosa, que se basa en repetir constantemente una frase con aquello que deseamos o necesitamos. La mayoría de la gente desconoce el poder interior del que disponemos para conseguir nuestros objetivos.
La razón siempre está al servicio del corazón, por lo tanto cuando la mente está positiva y expansiva, el corazón está alegre y esta alegría es la que riega vitalidad a nuestros cuerpo y felicidad a nuestra vida.

Una forma efectiva de utilizar las afirmaciones es reemplazando los pensamientos negativos por el opuesto. Cuantas veces no nos encontramos pensando y diciendo por ejemplo; Soy incapaz, no estoy capacitado, no podre, soy torpe, etc. La acción sería cambiar esta creencia pensando y escribiendo el pensamiento opuesto: Soy capaz, estoy capacitado, si puedo, soy inteligente. Este proceso es muy favorable porque podemos vaciar nuestra mente de ideas negativas y ocupar ese espacio con ideas positivas sobre nosotros mismos y sobre nuestro entorno.

Muchas veces consideramos nuestra mente como nuestro enemigo, pero si se sabe aprovechar su poder, es capaz de obrar increíbles milagros. El uso repetido de una afirmación realizado con firmeza, solidez y constancia indudablemente logra cambios en nuestra vida, ya que colabora a programar nuestra mente para transmutar todo aquello que veamos como limitaciones en posibilidades.
Algunos practicantes puede que piensen ¿Porque no se cumplen mis afirmaciones?
El mejor termómetro para ver si estamos conectados con la intención que deseamos Es reflexionar ¿lo que afirmo está en sintonía con lo que siento?

Si yo afirmo; "tengo un nuevo trabajo ganando 8,000 $ al mes, cerca de mi casa y con un horario flexible" y lo que siento es incredulidad, entonces lo que siento NO está en sintonía con lo que estoy afirmando.
Es posible que no nos creamos merecedores de nuestro propio bien, y nos resulta más fácil creer que nos puede caer un rayo encima que creernos que podemos ser felices y que tenemos la capacidad de crearnos una vida maravillosa.
Es este sentido es importante que trabajemos con nuestro sistema de creencias. Estas creencias son las que nos impiden alcanzar nuestros anhelos más profundos, porque carcomen nuestra voluntad. Debemos convertir nuestras creencias en un aliado en el logro de nuestras metas. En este aspecto la práctica de las afirmaciones es realmente valiosa para conectar con nuestros dones y conseguir cambios en nosotros mismos.

Por eso necesitamos confiar que lo que estamos afirmando. De lo demás se encargara lo divino, el universo, dios, como lo queramos llamar.
Un Ejemplo de esto sería como pedir comida en un restaurante; después que pido continúo hablando con las personas en nuestra mesa, disfrutando del momento. Lo que NO hacemos es ir a la cocina ni perseguimos a los camareros preguntándoles "¿dónde está mi comida?, ¿cuánto va a tardar?, tengo prisa, me urge, que no ven que lo necesito.

Con las afirmaciones necesitamos hacer lo mismo: SOLTAR. Pedimos lo que queremos y confiamos, sabiendo que nos llegará de la mejor forma y en el momento adecuado. Al principio, tus afirmaciones son como el brote de una planta que va lentamente empujando su tallo hacia la superficie. Tú no lo ves, pero está allí, empujando hacia la luz.
Por último debemos estar abiertos a recibir lo que hemos afirmado. Esto quiere decir que seguimos con nuestras vidas en el aquí y el ahora, agradeciendo lo que ya tenemos y siendo felices. El secreto del éxito es ser feliz ahora, no esperar a que nos llegue lo que hemos pedido para estar plenos y dichosos.


A continuación se exponen 10 pasos para tener más efectividad al momento de realizar nuestras afirmaciones:
1-) Escribir las afirmaciones. Se dice que un buen número serian 5. (Se recomienda escribirlas con lápices de colores, y con buena letra en un papel liso y sin arrugas, poner música clásica. Esto con el fin de aprovechar el potencial de los dos hemisferios de nuestro cerebro (izquierdo con la lógica y la ciencia; el derecho con la imaginación y el arte).
2-) Deben incluir tu nombre propio
3-) Deben ser positivas. No utilizar la palabra “NO”.
4-) Deben hacer referencia al resultado final que deseas lograr. Con la palabra clave de la limitante que se quiere superar
5-) Deben escribirse en tiempo presente. Con sentido de permanencia. (plena, absoluto, siempre, toda la vida, etc).
6-) Es conveniente leerlas en voz alta, porque nuestra voz es familiar al subconsciente entonces lo penetra y este cree lo que está oyendo.
7-) Inmediatamente después de leer, visualizar lo que acaba de decir. Sentir la emoción, la alegría, la satisfacción como si ya se hubiese cumplido. (Visualización Creativa).
8-) Repetirlas y escribirlas cuantas veces sea posible hasta lograr memorizarlas. (Se dice que las horas más efectivas son antes de irse a dormir y al levantarse).
9-) Darse cuenta de las resistencias que afloran al momento de hacer las afirmaciones. (Estas son los miedos, los sentimientos, las creencias que han hecho que hasta ahora no fuesen real en tu vida).
10-) Adoptar una actitud abierta y activa, como si ya lo que afirmas estuviera instalada en tu vida. (Actuar),
Es importante aclarar que las afirmaciones no actúan por arte de magia, sino que trabajan al unísono con las resistencias. Por eso es importante que te observes a ti mismo, que puedas identificar las respuestas de tu cuerpo y tu mente a las afirmaciones. Si trabajas con ambos los resultados se notaran mas temprano que tarde.

Reflexión

Del mismo modo que un jardinero cultiva su terreno quitando las malas hierbas, plantando las flores y frutos que necesita, así puede un ser humano cuidar el jardín de su mente, limpiándola de todos los malos, inútiles y limitantes pensamientos, cultivando hacia la perfección las flores y los frutos de pensamientos correctos, positivos, útiles y puros.

martes, 20 de julio de 2010

Nuestros Recursos



Podemos llamar recursos a las infinitas posibilidades y potencialidades que La Divina Madre nos ha regalado. Estas pueden ser tanto materiales como espirituales.

Como seres humanos hemos sido dotados de un sin fín de recursos que los percibimos y transmitimos a través de cada uno de nuestros sentidos. Es así como podemos acariciar, escuchar, expresarnos a través de nuestras palabras y de nuestro cuerpo, como podemos saborear, oler la cantidad de aromas que nos regala la naturaleza, además de razonar y usar toda nuestra creatividad para desarrollarnos en nuestros estudios y profesiones.

Una de las potencialidades que tenemos siempre a la vista es la de ser creadores de nuestro propio destino. Es así como vamos creando, primero en nuestras mentes, y luego en nuestras vidas todas las cosas materiales y espirituales que hoy en día tenemos y vamos desarrollando poco a poco.

El proceso creativo nunca termina, siempre habrá algo qué desarrollar o crear desde que nacemos hasta que lleguemos a la unión con La Divina Madre.

El ambiente en el que vivimos también es una pieza importante en nuestras vidas ya que todos los recursos ambientales son para el disfrute y el beneficio tanto de nosotros como de los otros seres vivos con los que nos corresponde interactuar.

Todos los recursos que poseemos están allí en nuestro entorno ahora nos corresponde a cada uno de nosotros ver de qué manera lo utilizamos para desarrollarnos y desenvolvernos como seres humanos y espirituales.

Es una invitación para que cada uno de nosotros reflexionemos con qué recursos trabajamos para desarrollarnos para beneficio del alma y de cada uno de nuestros semejantes.


martes, 13 de julio de 2010

Entrenamiento Físico, Mental y Espiritual



El camino del desenvolvimiento espiritual, es un trabajo sistemático, metódico, constante, continuo, honesto sobre sí mismo, tanto en el orden mental, físico como espiritual.

El entrenamiento del cuerpo físico y mental es una conducta responsable habitual, se inicia con caminatas suaves; ejercicios físicos y respiratorios; trabajos manuales; alimentación adecuada; horas de sueños suficientes; descansos pertinentes durante el día, además de los ejercicios espirituales que disciplinan la mente como la meditación, la oración, lecturas espirituales, examen retrospectivo.

Este continuo entrenamiento motiva el anhelo del desenvolvimiento, nuestros hábitos se hacen conscientes, el cambio permanente se convierte en una forma de vida, las energías están disponibles para explorar el camino, la voluntad vence la inercia, la intención es real plasmándose en lo que hemos elegido el desenvolvimiento espiritual.

miércoles, 7 de julio de 2010

La inteligencia social



La inteligencia social es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. El tema fue popularizado por Daniel Goleman, con su célebre libro: Emotional Intelligence, publicado el 20 de enero de 1995.
Goleman estima que la inteligencia emocional se puede organizar en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivación, y gestionar las relaciones. (Al leer estas capacidades las relaciono inmediatamente con los pasos de la meditación afectiva de Cafh: Cuadro, sensaciones, propósito, consecuencia).

El autor también nos ilustra de manera científica, explicando que el descubrimiento más importante de la neurociencia es que nuestro sistema neuronal está programado para conectarse con los demás, ya que el mismo diseño del cerebro nos torna sociables al establecer inexorablemente un vínculo intercerebral con las personas con las que nos relacionamos. Ese puente neuronal nos deja a merced del efecto que los demás provocan en nuestro cerebro y a través de él en nuestro cuerpo.

Goleman, revela las claves neurológicas de las relaciones humanas y explica que estamos “programados para conectarnos” con los demás y que las relaciones interpersonales tienen un impacto muy profundo en nuestras vidas. Los seres humanos tenemos una predisposición natural hacia la empatía, la cooperación y el altruismo y por lo tanto necesitamos desarrollar la inteligencia social.
El trato cotidiano con nuestros padres, parejas, hijos, jefes, amigos, compañeros e incluso con extraños, conforma nuestro cerebro y afecta a todas las células de nuestro cuerpo hasta el nivel de los genes.

Participamos constantemente en una especie de “danza neuronal” que nos conecta -de cerebro a cerebro- con las personas que nos rodean.
Las relaciones interpersonales poseen un impacto biológico de largo alcance porque afectan a las hormonas que regulan tanto nuestro corazón como nuestro sistema inmunológico, de modo que las buenas relaciones interpersonales actúan como las vitaminas y las malas relaciones como el veneno.

Y nada mejor que fortalecer esa relación neuronal con un estado de conciencia en expansión, siendo egoentes, es decir concientes de nosotros mismo, de nuestra relación con el todo, y discernir la forma de responder a la responsabilidad que implica esa conciencia, firmes en el propósito de que nuestra presencia sea un aporte positivo en la sociedad.

Que esa relación no sea más que una relación de mente a mente, que sea un aprendizaje armonioso de almas amorosamente comprometidas.
Descubrirnos y hacer contacto con las herramientas para lograr esa conexión es todo un desafío de positiva transformación individual y colectiva (conexión con el todo).

El Espíritu de Renuncia, nos ayuda a visualizar nuestras fortalezas y debilidades de manera objetiva, llevándonos a despertar en nosotros un profundo sentido de participación y amor por todos y por todo, permitiéndonos desarrollar nuestro estado de conciencia situacional, la que determina nuestra respuesta efectiva en situaciones sociales. Esto significa valernos de nuestros recursos (intuición, empatía e inteligencia) para decidir, por ejemplo, si debemos hablar o simplemente callar, concientes de que de igual manera estamos participando, teniendo en claro nuestro compromiso de participación responsable, efectiva, en empatía en lo individual y colectivo.

Somos una unidad con toda la humanidad en lo físico, mental y espiritual, y también en lo personal y lo colectivo. Nuestra vida influye en el mundo que nos rodea tanto como el mundo influye sobre nosotros. Hay un vínculo relacional entre “nosotros” y “los otros”. Y ese vínculo es el que hace posible que volquemos sobre el mundo el amor que somos capaces de brindar como expresión de nuestra participación y expansión interior.

Es por ello que vivir con armonía y mesura implica reconocer esta unidad y lograr la armonía entre lo personal y lo colectivo, entre el mundo interior y el exterior, entre lo contingente y lo trascendente, entre el instante presente y la eternidad. Esta armonía y mesura no son objetivos utópicos; las podemos lograr a través de un trabajo interior metódico, consecuente y escrupuloso en el contexto del sentido trascendente de la vida.

jueves, 1 de julio de 2010

Ecologia Interior



Permítame abordar este tema que nos mueve a pensar y discernir en su significado. Primeramente partamos del significado etimológico de la palabra Ecología: ciencia que estudia a los seres vivos y su interrelación con su ambiente.

Entonces Ecología interior vendría a ser lo hace el ser humano con su sentimientos, pensamientos y determinaciones en función de su vida, es decir, como vive en relación consigo mismo y con su entorno que serían los seres con que se relaciona y con la naturaleza misma.

Resulta muy evidente las relaciones externas ya que son las que son tangibles y se pueden medir sin son positivas o no o simplemente si se mantienen en armonía o no. Pero las relaciones internas no se ven, pero su efecto se ve reflejado en esas interrelaciones que el ser humano lleva a cabo con su entorno, ya sea biótico o abiótico. Y de allí surge la responsabilidad que el hombre ha tenido en relación a la presencia de caos o desarmonía que se esta viviendo en el mundo, donde la falta de consciencia a llevado a provocar cambios inapropiados en la naturaleza, afectando a otros seres vivos como los animales, plantas, microorganismos, virus, entre otros, y por supuesto a uno mismo como ser vivo y a sus interrelaciones.

Pensemos y meditemos, ¿Por qué la capa de ozono esta afectada? ¿Cómo están nuestros lagos y mares? ¿Cómo están los recursos naturales? ¿Están en abundancia? ¿Hay disponibilidad de agua? ¿Por qué hay mutaciones de especies? O mejor aún ¿Por qué hay especies en extinción? ¿Por qué hay migración de especies de animales a ambientes distintos a su hábitat natural? ¿Por qué están surgiendo enfermedades que antes estaban erradicadas? ¿Por qué esta incrementándose grados de temperatura en el planeta tierra y están contribuyendo a deshielo de los glaciares? Y así nos podríamos estar haciendo miles de preguntas y en muchas daríamos una respuesta en común: La falta de Conciencia espiritual.

jueves, 17 de junio de 2010

La Ascética



Disciplina modeladora de nuestra conducta
donde la vocación espiritual, es centro de nuestra vida.

Cuerpo y Mente se moldean
donde respetar, controlar nuestra impaciencia,
y validar a las otras almas es nuestra premisa.

Se comprende conscientemente el entorno.
Se ha volcado la mirada hacia el interior,
las transformaciones internas son un hecho,
convirtiendo nuestro ambiente en un
lugar armónico e integro.


viernes, 4 de junio de 2010

Amplitud Mental



Amplitud mental
“Es la oportunidad de ver las cosas desde diferentes prismas”

Los conflictos que se nos presentan en nuestras relaciones interpersonales son aspectos de nuestra actitud mental: retardataria, sectaria, dogmatica, mitómana, paranoica, apática, indiferente; hasta tanto no resolvamos trabajar sobre nuestro estado de conciencia, seguiremos teniendo hambre, persecución, destrucción, discusiones, agresiones, violencia, sufrimientos, todo ello causado por nosotros mismos.

Nos cuesta relacionarnos con nuestro entorno en forma armoniosa e incluyente.
Está demostrado que a pesar de la oración, de los métodos de meditación y de cualquier otra técnica para elevar el Alma con Dios, los seres humanos tenemos muchos problemas unos con los otros, esta reflexión nos lleva a reconocer que necesitamos “propiciar un desarrollo espiritual armónico, libre de ensueños místicos y de concepciones rígidas” que nos enfrentan y dividen en grupos antagónicos, la premisa: “aprender a convivir y aceptarnos los unos a los otros”. Reconocer que el amor no es de interpretaciones, sino más bien de dar Amor a través de la Ofrenda.

El amor se expresa en la medida que practiquemos la aceptación. Cuando amamos a las personas, las amamos tal cual son, con sus defectos y sus virtudes. Nuestra actitud en general es de querer cambiar a los que nos rodean, de manera que piensen y actúen como nosotros.
Para descubrir ¿cuánto amamos? observemos ¿cuánto aceptamos? No nos inmiscuyamos en la vida de los demás, ni con nuestras opiniones, ni con nuestros consejos, solo aquellos que solicitan nuestra asistencia, es en tal ocasión donde debemos asistir, dando sin esperar nada a cambio.
El amor es paciencia, es humildad, es mansedumbre; si vamos a perder el control, guardemos profundo silencio, para no herir susceptibilidades.

Los grandes problemas de la humanidad son en la mayoría de los casos de relación entre los seres humanos. La calidad de la convivencia se prueba cuando tenemos que vivir con personas que no piensan y actúan como nosotros.

En el lugar que vivimos y nos desenvolvemos nos esforzamos para generar armonía, al transmutar las fuerzas negativas en aceptación, tolerancia y comprensión. Solo así sabremos la amplitud de nuestros pensamientos, sentimiento s que nos mueven a actuar.

martes, 25 de mayo de 2010

Vivir en paz



“Recuerda que la paz del mundo se construye con la paz de cada persona, de cada familia, de cada país”
Los individuos formamos parte de la sociedad, la sociedad es el individuo, somos inseparables del mundo, si observamos el mundo, vemos que existe una relación de separatividad y competencia despiadada, existe guerra y rumores de guerra, violencia por donde quiera. Los individuos no hemos logrado desarrollar una relación armónica entre nosotros y la sociedad a la que pertenecemos.

Nuestro reto es mantenernos habitualmente conscientes de ser parte del gran conjunto humano, pensar y sentir de acuerdo con esa consciencia, porque tendemos a pensar, sentir y actuar de acuerdo a lo que me importa, interesa, lo que me afecta a mi mundo personal, olvidándonos que somos parte de un todo.

Para comprender nuestra relación con el mundo debemos discernir sobre nuestro mundo exterior, lo que vemos, oímos, leemos, estudiamos. Y sobre el mundo interior, nuestras reacciones, interpretaciones, sentimientos, pensamientos.

Introducir en nuestra vida, la vida de los demás, participar del dolor, de las angustias, de las tragedias, de las alegrías, de las esperanzas, de las necesidades y adelantos humanos. Además volcar nuestro amor, nuestra solidaridad y nuestras capacidades sobre los que nos rodean.
Lograr vivir en armonía con nuestros familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo o compañeros de camino espiritual, resolver de forma sana los problemas materiales y espirituales. Mal podemos resolver los problemas de los otros si no resolvemos los nuestros.

El trabajo interior de cada uno de nosotros es permanente, continuo, sistemático, donde reconocemos que debemos mejorar y sincerar nuestra relación con nuestra familia que es la base de nuestra paz perdurable y fructífera para nosotros y también para la sociedad.

Ejercitar a ser compañeros de todos. Es la norma básica de participación con la sociedad, respetar y cumplir las leyes del país y las normas de convivencias del lugar en que vivimos, promueve en nosotros una conciencia expansiva y participativa.

Cuando comprendamos que la paz duradera y real se basa en el amor, el bien y el adelanto de todos.


martes, 4 de mayo de 2010

Sabio uso del tiempo



La secuencia del tiempo es una sucesión de “ahora”

La convivencia de nosotros en la sociedad se convierte en productiva y efectiva cuando tenemos la capacidad de vivir en el aquí y en el ahora.

La forma en ¿cómo utilizamos el tiempo? revela nuestro respeto a los tiempos de los demás y del nuestro.

Este respeto nos lleva a ser puntuales, a cumplir nuestros compromisos, a no invadir el tiempo ajeno, a respetar el ritmo de los que trabajan con nosotros, a ser efectivos, asertivos.
Cuando divagamos, nos distraemos, nos enfrascamos en recuerdos, vivimos en el pasado, nos alejamos del contexto y de nuestro Ser.

El equilibrio armónico de nuestros pensamientos, nuestras capacidades, actitudes, energías físicas y mentales, distribución de las actividades: hora de comer, aseo, descanso, recreación. Nos lleva a optimizar el tiempo, controlar la mente y desarrollar la atención consciente.

La meditación permite descubrir lo ¿qué ocurre en nuestra mente?, de instante a instante.

jueves, 29 de abril de 2010

GRACIAS QUERIDOS VISITANTES




A todos los visitantes, mil gracias, durante un año compartimos la alegría de intercambiar y retroalimentarnos en cada tema, en el que expresábamos las infinitas posibilidades del alma.

Los invitamos a seguir compartiendo
.



Que la Divina Madre los bendiga y les brinde una
oportunidad cada dia para desenvolvernos.

sábado, 24 de abril de 2010

Vivir en libertad!


“La verdadera libertad no es vivir hacia afuera, tampoco es buscar en el interior una perfección racional y personal. La libertad real consiste en ser lo que se es, un ser humano, con una infinidad de posibilidades”

En la vida diaria para no identificarnos con las leyes de la naturaleza, las leyes sociales, legales o espirituales es necesario el trabajo interior del desenvolvimiento espiritual.
Aplicando los ejercicios de meditación sobre la muerte, sobre las enfermedades, sobre la responsabilidad de cada uno de nosotros por hecho de vivir en sociedad, sobre el comportamiento en casa, en la mesa, en el trabajo, en las relaciones, sobre las necesidades, sobre lo que pensamos, sentimos y sobre nuestras actuaciones. De acuerdo a estas meditaciones ¿Qué seria actuar con libertad, para que nuestra conducta redunde en nuestro bien y en el de los demás? Como será nuestra capacidad de respuesta de acuerdo con la ética. ¿Contamos con esa libertad? ¿Qué podríamos hacer? Sobre todo a aprender a no repetir errores que ya hemos reconocido, remediando el daño y rectificando el rumbo.

Además de llevar estos temas a meditación, es imprescindible practicar el siguiente ejercicio, _apenas notemos que nos surge un pensamiento negativo inmediatamente interpongamos un pensamiento positivo, este ejercicio nos hace ganar rápidamente libertad para pensar, nos ayuda a fortalecer la voluntad y lograr dominio sobre lo que hacernos, pensamos y sentimos.
En cuanto a nuestras necesidades, cuando deseemos algo, preguntémonos ¿Si realmente lo necesitamos?, nos traerá beneficios, o simplemente es un capricho.

Pero no es suficiente lograr dominio sobre nosotros mismos, sino además a las propagandas, a las modas, las ideologías, al nivel social, respondemos a nuestra libre decisión o estamos influenciados por otros. Por ello, ejercitemos y a la vez agudicemos el discernimiento, la capacidad de análisis y evaluación de lo que recibimos del exterior y del interior. Usar la auto- observación, convirtiéndonos en espectadores del espectáculo, que es la base de ejercer la libertad.
La libertad interior la conquistamos cada uno de nosotros a través del trabajo sistemático y concienzudo sobre nuestro cuerpo y nuestra mente, esa es la verdadera fuerza que nos induce a la libertad.


jueves, 15 de abril de 2010

Vivir en sensatez y armonía



Actualmente la vida en el mundo es estresante;
con violencia, inseguridad, desempleo;
las parejas constantemente confrontan problemas;
la juventud en crisis estudiantil, de drogas, de moda;
hasta la gente del campo en donde se supone
hay sosiego, tranquilidad, paz,
vive en zozobra.

Ante estas realidades se hace necesario
llamarnos al discernimiento,
hacernos consciente
que todo lo que nos afecta a nosotros,
afecta a la sociedad.
Vernos como un todo,
en donde equilibremos y armonicemos
las necesidades diarias con la vida interior,
lo personal y lo colectivo,
lo circunstancial y lo trascendente


Para lograr vivir en sensatez y armonía
y alcanzar la tan anhela paz y serenidad del corazón tranquilo
el trabajo del desenvolvimiento espiritual debe ser consecuente.

jueves, 8 de abril de 2010

Un Método Exterior



En nuestras vidas nos guiamos por una cultura, un ambiente, un habito o costumbres las cuales se instalan en nosotros como patrones que seguimos, son conductas ya predispuestas a situaciones que van surgiendo en el día, sin darnos cuenta que algunas afectan a los seres con los que nos relacionamos, así como nos afecta a nosotros mismos y el entorno.

Nosotros poco a poco incorporamos todos estos hábitos y características, considerándolas propias o naturales, creemos ser como somos, sin darnos cuentas que somos como hemos sido formados.

ese darnos cuenta es un paso fundamental donde reconocemos que vivimos bajo un patrón de conductas el cual condiciona y determina nuestro desenvolvimiento individual y social.

Ya al darnos cuenta, abrimos una puerta hacia un mundo nuevo de distintas formas de expresiones, donde al aceptar que no solo lo que creo que hago o digo es lo correcto, si no que me doy la oportunidad de conocer otro ambiente otra comunicación, nuestro desenvolvimiento se expande poco a poco logrando penetrar cada parte de otros seres, y ese método exterior, se vuelve de individual a grupal, donde no solo sobresalen mis costumbres o conductas si no la de cada uno que nos rodea siendo así universales.

A través de una meditación diaria, una oración, nos hacemos mas conscientes del mundo que nos rodea, de la diversidad de seres o formas que nos enseñan algo nuevo día a día, ese es el método, ser parte de ese mundo y darle la oportunidad a lo Divino que se exprese en nosotros


miércoles, 31 de marzo de 2010

La vida organizada


Desde muy pequeños nuestros padres trataban en lo posible que fuéramos ordenados, acomodábamos nuestro cuarto, nuestra casa y lo hacíamos por cumplir una orden pero a medida que vamos creciendo nos damos cuenta que todo en nuestra vida responde al cumplimiento de algunas normas preestablecidas. Es así que no podemos pasar un semáforo en la luz que nos agrade o asistir a un juego sin comprar la entrada, por ejemplo.

Muchas personas trabajan diariamente para que las normas se cumplan; el policía, el maestro, nuestros padres, los gerentes, en fin sin el trabajo de estas personas la vida de muchos seres transcurriría en un estado verdaderamente de caos y desorden.

Ahora ya hablamos sobre situaciones externas pero ¿cómo llevamos un orden en nuestro interior? ¿Se puede ser ordenado exteriormente y desordenado interiormente? La respuesta a estas incógnitas las tenemos cada uno de los seres. ¿Cómo nos sentimos mejor?¿ cuáles deberían ser nuestras prioridades?.

Pienso que cuando vemos y hablamos con un ser ordenado desde estos dos puntos de vista notamos la diferencia ya que son seres impecables tanto en lo físico como en la manera de conducirse, son pausados, atentos, equilibrados.
Cuando realmente trabajamos con un método de vida conseguimos establecer en nuestra vida un verdadero equilibrio ya que conscientemente seguimos un orden tanto físico como interior.


miércoles, 24 de marzo de 2010

La responsabilidad con sabor a naranjas



Mientras cortábamos naranjas de las plantas que con tanta dedicación cultivo mi abuelo desde antes que mi madre naciera, la Cocò, mi abuela lo recuerda con tanta ternura mencionando sus comienzos en esas áridas tierras, como compartían los frutos con los vecinos, con los niños que se acercaban a pedir.
Al finalizar la jornada, a la sombra de los naranjales, saca un cuchillo del bolsillo de su delantal, parte unas naranjas, las compartimos mientras cuidamos del riego, ella va hilvanando cuentos, anécdotas, reflexiones…
Era un encuentro sagrado de los tantos que marcaron mi vida la búsqueda, el compromiso.



-En un pueblo famoso por sus exquisitas uvas y por los vinos que allí producían- comenzó- todos los años en tiempo de vendimia, se realizaba un concurso premiando al mejor vino.
Se dividían por comunidad, cada una de ellas tenía un barril donde cada agricultor colocaba una jarra de su producción logrando al final de la recolección el preciado líquido que los representaría en la competencia.
La comunidad de Pedro había sido a lo largo de los años la que mas reconocimientos había obtenido; en esta oportunidad al pasar la jarra, Pedro pensó que si reemplazaba el vino por agua nadie lo notaria.
Todo el pueblo estaba reunido, en el escenario estaban las vasijas, el jurado, y los representantes de cada comunidad.
Llego el turno de degustar el vino de la comunidad de Pedro y para el asombro de todos, lo que se pudo saborear fue una refrescante agua de pozo, pues todos habían tenido la misma idea de Pedro.

Esta historia habla de nuestra responsabilidad, como individuo en esta gran sociedad.
Nuestra responsabilidad individual que por mínima e imperceptible que parezca tiene repercusión en el todo de la humanidad. “Es una carga cuando soñamos con liberarnos de ella; es una obligación cuando abdicamos nuestro discernimiento y lo reemplazamos con la sujeción temerosa a las leyes y dictados de otros; es un cometido cuando nos sentimos involucrados con lo que ocurre; es un deber cuando reconocemos lo que hemos recibido de la sociedad; es un compromiso cuando al descubrir nuestra vocación, nos reconocemos como parte del todo”.
La principal responsabilidad es ser veraz con nosotros mismo para nuestro verdadero desenvolvimiento, para que nuestra vida este apoyada en los cimientos sólidos y claros del conocimiento de nuestros verdaderos pensamientos, sentimientos y actos consecuentes.





Esto me hizo recordar al cuento que te gusta tanto Letty, en donde el personaje finaliza diciendo: “Yo hago lo que a mi me corresponde”….

Pero lo dejamos para otro encuentro. Prometo tener naranjas.



jueves, 18 de marzo de 2010

La perseverancia en la Vida



Al transitar el camino del desenvolvimiento espiritual, comprendemos que somos Seres Divinos viviendo en un cuerpo humano, tomamos conciencia de nuestras limitaciones, entendemos que somos inseparables del mundo en que vivimos, ninguna circunstancia que suceda en nuestra vida nos es ajena y siempre nos deja una enseñanza


Este reconocimiento nos enseña que la vida es holística, integral, todo esta íntimamente relacionado, tiene un valor material y espiritual, que influye en nuestras acciones y relaciones


Donde se transciende las diferencias sociales, económicas y culturales, se incorpora la actitud del respeto y reverencia por la vida y por el planeta. Se esta presto a colaborar en todo aquello que sea para bien de la humanidad. Se asume con responsabilidad la participación, la inclusión y la aceptación.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Entrenando Nuestra Vida



La vida es un largo camino de desenvolvimiento



Durante ese camino vivimos miles de pensamientos y sentimientos, a veces tanto nos encerramos en nuestros esquemas, que no sabemos si pensamos o sentimos realmente nosotros, o es simplemente una expresión y conducta de nuestro ser ilusionado

Entonces debemos estar siempre atentos, preguntarnos en el día, realmente me gusta lo que hago, esto es lo que quiero pensar, sentir.

Si recordarnos constantemente nuestras verdaderas necesidades y las desarrollamos de manera equilibrada, con un horario, un método que nos direccione en las actividades cotidianas, lograremos vivir de manera organizada con nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro ser.

Somos como un deportista


No solo mejora constantemente sus músculos, si no también si resistencia, su destreza, agilidad, desarrollando así cada componente de lo que quiere lograr realmente y todo a través de un estudio y esfuerzo constante, ya sea mental o físico.

Si logramos vivir una disciplina que abarque un trabajo manual, un tiempo de silencio o meditación, y tiempo de alegría de compartir, desarrollamos una parte exterior e interior, tanto lo físico como lo mental y espiritual.

Logremos ser ese atleta que recorre día a día el camino de la vida, así siempre estaremos dispuestos, siempre en las mejores condiciones, con disposición para participar y relacionarnos de la mejor maner, Feliz día.



“Por la disciplina exterior alcanzaran la liberación interior”
Santiago Bovisio

martes, 2 de marzo de 2010

La Participación Creativa




El trabajo intelectual o manual, remunerado o no, se considera un placer, justo y equilibrado donde participamos en la subsistencia y el desarrollo de la sociedad. Lo recomendable es efectuar diariamente trabajos intelectuales y manuales para que el cuerpo y la mente se discipline y adquiramos habilidades, destrezas y responsablemente hagamos las labores con agrado. Todas las jornadas o labores que forjemos son dignificantes tienen un valor para mantener un lugar aseado o la ropa limpia lo importante es admitir y reconocer que el trabajo nos lleva a tener una relación participativa y empática con quienes nos rodean.

Conviene que exista un equilibrio entre la labor creadora, remunerada, manual, intelectual y el descanso, porque de esa forma recapacitamos y descubrimos el sentido de nuestra vida.

sábado, 27 de febrero de 2010

El Estudio como Adquisición de Conocimiento



Estudiar es una forma de adquirir información que contribuye a elevar nuestro nivel de comprensión y desarrollo en la vida. En los primeros tiempos es producto de una obligación que nos impone nuestros padres o familiares para que vayamos abonando nuestra mente y escalando en los diferentes niveles educacionales.


Cuando alcanzamos una cierta madurez mental, podemos estar tomando decisiones acerca de lecturas o nuevos cursos que queremos realizar, en pro de acelerar el proceso de aprendizaje y un mejor desenvolvimiento a nivel personal y laboral. También podemos simplemente ser receptores de la gran diversidad de formas de información tales como radio, televisión, prensa e internet y ser selectivos de lo que realmente necesitamos no solo para nosotros mismos sino para los seres con quien nos relacionamos de manera incluyente. No podemos además dejar a un lado, aquel conocimiento producto de la socialización del mismo dado por las interrelaciones personales, donde escuchamos a los otros seres con respeto y atención, sin prejuicios ni anulaciones previas de dicho conocimiento.


Estudiar implica un método de organización, análisis y almacenamiento de lo que recibimos e internalizamos. Implica un esfuerzo propio y mantenido en el tiempo, para que realmente de frutos, tales como un nuevo aprendizaje, una comprensión de lo aprendido hasta su traslado al saber, que nos haga alcanzar nuevas comprensiones de ese conocimiento en particular.
La incorporación de nuevos conocimientos, sus validaciones a través de su análisis, nos pueden conducir a tener mejores capacidades y destrezas para desenvolvernos como seres útiles a la sociedad en que vivimos, manteniéndonos a la par con el progreso de la humanidad, en donde vamos a compartir dichos conocimientos dentro de una actitud de participación activa y espiritual, con los seres que nos rodean.


¡Seamos activos en la búsqueda del conocimiento
Que estimulen sentimientos nobles y positivos!

Se ha producido un error en este gadget.