sábado, 27 de febrero de 2010

El Estudio como Adquisición de Conocimiento



Estudiar es una forma de adquirir información que contribuye a elevar nuestro nivel de comprensión y desarrollo en la vida. En los primeros tiempos es producto de una obligación que nos impone nuestros padres o familiares para que vayamos abonando nuestra mente y escalando en los diferentes niveles educacionales.


Cuando alcanzamos una cierta madurez mental, podemos estar tomando decisiones acerca de lecturas o nuevos cursos que queremos realizar, en pro de acelerar el proceso de aprendizaje y un mejor desenvolvimiento a nivel personal y laboral. También podemos simplemente ser receptores de la gran diversidad de formas de información tales como radio, televisión, prensa e internet y ser selectivos de lo que realmente necesitamos no solo para nosotros mismos sino para los seres con quien nos relacionamos de manera incluyente. No podemos además dejar a un lado, aquel conocimiento producto de la socialización del mismo dado por las interrelaciones personales, donde escuchamos a los otros seres con respeto y atención, sin prejuicios ni anulaciones previas de dicho conocimiento.


Estudiar implica un método de organización, análisis y almacenamiento de lo que recibimos e internalizamos. Implica un esfuerzo propio y mantenido en el tiempo, para que realmente de frutos, tales como un nuevo aprendizaje, una comprensión de lo aprendido hasta su traslado al saber, que nos haga alcanzar nuevas comprensiones de ese conocimiento en particular.
La incorporación de nuevos conocimientos, sus validaciones a través de su análisis, nos pueden conducir a tener mejores capacidades y destrezas para desenvolvernos como seres útiles a la sociedad en que vivimos, manteniéndonos a la par con el progreso de la humanidad, en donde vamos a compartir dichos conocimientos dentro de una actitud de participación activa y espiritual, con los seres que nos rodean.


¡Seamos activos en la búsqueda del conocimiento
Que estimulen sentimientos nobles y positivos!

martes, 16 de febrero de 2010

La Expresion Divina

Eres la expresión que cambia el mundo
através de la intención que transmite la oración.

La práctica de la Oración es una expresión divina
que nos acompaña día a día no solamente nos
beneficia a nosotros sino también con quienes nos relacionamos.

Con la práctica de la Oración podemos transformar una actitud
crítica en una actitud de aceptación,
por ejemplo, cuando nos encontramos
con alguna persona a quien enjuiciamos,
y ofrendamos ese momento, transmutamos o
simplemente cuando estamos trabajando en el hogar.



Esa conducta es un acto concreto de participación y Amor.

Cada uno de nosotros tenemos una forma
diferente de orar, de expresar su Amor
a la Divina Madre, al dedicar voluntariamente
su tiempo a la Oración

domingo, 14 de febrero de 2010

Feliz dia de la amistad!


Amistad incomparable
La que nos brindas gran amiga
Marcando cada paso
Acompañando nuestros dias.

Sonrian a cada ser en su vida, alegren el dia en cada parte que esten, sean esa gran expresion divina, Feliz dia...

martes, 9 de febrero de 2010

Una Forma de Vida


Todos vivimos la vida, a través de métodos y planificaciones mentales, tratando poco a poco armar cada parte de nuestro día, así logrando tener un pequeño control de lo que nos sucede.

Pero nos preguntamos si ese metodo nos ayuda,
Realmente la pregunta que debemos hacernos es ¿vivimos una forma de vida? un método?


Formando un método de vida o forma de vida, creamos una intención, un sentido espiritual, que ayuda al ser a formar una base, un centro, el cual no es movido solo por el mismo. Esta forma de vida, debe tener cada día de manera simple la oración, la meditación y la contemplación.


Sea la oración mentalizada, vocalizada o contemplativa, donde nos creamos un estado continuo de comprensión y compasión por los seres que nos rodean.





Si aplicamos esas palabras en cada día, creamos y desarrollamos una armonía, una corriente que mueve cada parte de nuestro ser y acompaña a lo que nos rodea, logrando así crear una mente abierta y perceptiva a las situaciones que nos acompañan día a día, transformando nuestra conducta y nuestro ser poco a poco hasta llegar a poder vivir cada día de manera contemplativa.




Donde cada situación y cada pensamiento tienen una intención, una fuerza que nos cambia y purifica, mirando así la gran vida que tenemos, los grandes seres con los que compartimos y las grandes oportunidades para desenvolvernos, hasta llegar a participar con cada ser, desde nuestro interior, hasta todo lo que nos rodea como la familia e amigos, seamos seres de energía.


Feliz dia!

viernes, 5 de febrero de 2010

Transmutar



Transmutar por su definición se conoce como el arte de transformar o cambiar de naturaleza, forma, estado o substancia algo de poco valor hacia algo de mayor valor. En la antigüedad era el arte empleado para cambiar el estado de los metales simples en Oro. Mejor conocido como la Alquimia.

Ahora aplicado al arte de transformación del ser; podemos decir que la transmutación es el proceso de mejora del comportamiento del hombre, logrado de grado en grado, de comprensión en comprensión, elevando su vibración paso a paso hacia un nivel más nítido. En el camino representa la última de las 10 palabras del desenvolvimiento espiritual, donde necesariamente se tiene que pasar por los nueve anteriores para lograr ese nacimiento del hombre nuevo y muerte del hombre viejo.

Al aprender a transmutar todo lo que nos ocurre en la vida, ya en nuestro interior no hay cabida para almacenar sentimientos negativos tales como odio, rencor, envidia; también se hace obsoleto el uso de actitudes como el juzgar, criticar. Se hacen insostenibles los esquemas y paradigmas creados por nuestra personalidad, ya que todo aquello que vaya en contra de nuestro anhelo de desenvolvimiento espiritual será transmutado en aspectos favorables para el mismo.

En este sentido aprenderemos a cambiar nuestras reacciones inmediatas, por otras ya seleccionadas conscientemente, como por ejemplo: Validar en vez de descalificar, cooperar en vez de rivalizar, Aceptar en vez de porfiar, ayudar en vez de criticar, incorporar en vez de excluir, ampliar puntos de vista en vez de atrincherarse.

Según las leyes de la física, la energía no puede ser destruida, sino transformada. Por esta razón la habilidad de transmutar nos permite convertir esas cargas negativas que recibimos en cargas positivas. En otras palabras se podría decir que los hijos de cafh podemos participar con el bien del universo, sirviendo de convertidores de energía, para que estas sean aprovechadas por el resto de los seres.

La consecuencia de transmutar en nuestro desenvolvimiento espiritual, es la adquisición y manifestación de la conciencia participativa, de la total convicción de que estamos íntimamente unidos al universo. Que somos parte inseparable de todo lo que existe.
Lograr este nivel, permitirá que todas nuestras acciones sean la manifestación de la vivencia diaria de la renuncia, del trabajo en equipo, de la expresión de la mística del corazón, del arte de relacionarnos efectivamente, de mantener el estado de oración, de la detención, de la reflexión. Vivir bajo estos esquemas contribuirá inexorablemente a la promoción de la paz, el progreso, la armonía y el bienestar para todos los seres humanos.
Se ha producido un error en este gadget.