miércoles, 29 de abril de 2009

La Gratitud


Dar gracias a lo Divina Madre!! es algo Maravilloso…

Es una expresión llena de renuncia donde nuestro ser…. no posee nada pero a la vez cuenta con miles de posibilidades para recorrer la vida en un aprendizaje que conlleva a buenas interrelaciones.

Es una expresión llena de nuestra esencia donde hay un ingrediente de humildad… humildad de reconocer que somos seres que nos han dado una nueva oportunidad de trascender y trasmutar lo que nos aleja de lo Divino.

Es una expresión que nos limpia el corazón de nuestro egoísmo… para transformarnos en seres egoentes, dadores de validaciones y comprensiones en esos contactos con los seres que tenemos día a día.

Es una expresión que hace retornar desde nuestro interior, las maravillas que se han recibido a nivel de la tierra misma, de sus habitantes, el hombre mismo, animales, plantas, entornos con sus colores, olores, texturas y sabores.

Es una expresión de reconocimiento por las ofrendas de otros, de los servicios que todos los días recibimos, que nos hacen mas fácil el camino a seguir.

Es una expresión de Amor incondicional, de retribución, de mostrar que somos seres producto del Amor y que no nos podemos quedar con ese amor sino hay que compartirlo con libertad y respeto.

Por esto y otras tanta expresiones mas…. es que dar gracias a la Divina Madre, a todo lo humano, animal, vegetal o mineral...es Maravilloso! GRACIAS…. VIDA POR LA VIDA!!!


Realmente sentir gratitud es un estado emotivo que nos envuelve cada vez que obtenemos algo ya sea de forma material o espiritual; cuando obtenemos un crédito, un carro, una casa, cuando nos graduamos o tenemos un hijo, siempre agradecemos a la Divina Madre por permitirnos disfrutar de todas estas bendiciones. Pero allí no debe quedar todo, La Gratitud debe formar parte de nuestra actitud de vida, debe estar incluida dentro de cada situación que vivimos.


Cuando me despierto y abro mis ojos dirijo mi primer pensamiento a la Divina Madre y doy gracias por el nuevo día; por cada uno de mis sentidos, por mis hijas, por cada una de las personas que trabajan conmigo, por mis logros de cada día, hasta por los obstáculos que me toca enfrentar ya que de ellos también puedo aprender algo nuevo.

Cuando das Gracias vas atrayendo a tu vida cosas buenas, vas viviendo situaciones gratificantes, te vas encontrando seres realmente hermosos y que querrán conocerte y ser tus amigos, el universo entero se las ingenia para que entres en sintonía con las cosas que realmente anhelas, de esta manera sentirás que la gratitud es un lindo y fuerte sentimiento y que está allí esperando que cada uno de nosotros lo cultivemos y lo vivamos a plenitud.


Ella es la esencia manifestada

Expresada en sentimientos

Que acompaña cada acción

Que realiza el pensamiento.


Ella es el día, ella es el tiempo

Ella es las gracias, que acompaña en el momento

Ella es renuncia, es entrega

Es amor puro en sentimientos.


Agradezco cada palabra

Que en el día en ti encuentro

Agradezco tu compañía

Tu vivir y tu silencio

Y es que si solo pienso

Si estoy vivo o estoy muerto

Al recordar la gratitud vivo en tu templo.


Gracias por escucharme

Gracias por pensarme

Gracias por vivir, conmigo este momento.

Simplemente da gracias, a la gratitud

Que día a día, te da vida en el tiempo.



Oportuno agradecimiento

Conceptualmente sabemos

Que significa la palabra

“AGRADECIMIENTO”


¡Ah! pero haz reflexionado sobre esto.

¿A cuántas personas en el día le haz dado las “gracias”

Quizás al taxi que te llevo puntualmente al trabajo o a tu cita?

¿A cuántos le sonreísteis y le distes los buenos días hoy?

Distes las “gracias”por contar con buena salud

¿Cuántas bienes materiales y espirituales posees?

¡Ah! mira a tu alrededor, evalúa, estas rodeado de buenas

nuevas y a lo mejor algunas no muy buenas.

Vivimos tan apresurados que nos sentamos a la mesa

a la hora del desayuno, del almuerzo y de la cena

y comemos tan de prisa que ni saboreamos los alimentos

menos aún agradecemos a quien los preparo.

Es tan fácil y cuesta tan poco dar las “gracias”

¡Ah….! a todas aquellas personas con quien compartimos

nuestra vida y ofrecerle tan solo una sonrisa

un beso

un abrazo

una bendición

las gracias

un te quiero

recuerda que quien

más da más recibe.

Y a ti amado lector

no me queda más

que decirte gracias

por permitirme compartir contigo.



G ran compromiso el de todos los seres humanos

R everenciar la vida dia a dia en cada acto

A ctualizando segundo a segundo la vocacion

T amizando lo que sirve para desenvolverse

I nvirtiendo ciegamente en el banco de la fe

T emplo donde siempre me estas esperando

U ngida con perfumes, colores y figuras distintas

D ivina Madre, mi vida pongo a tus pies


Cuando niña pensaba que ser agradecida era sinónimo de buena educación. Agradecer al señor que nos cede el paso, agradecer un obsequio recibido, agradecido por el hermano que nos ayudaba en la tareas… en realidad era un concepto como de “agradecer” por todo lo bonito que nos pasaba.

Con el tiempo fui dándome cuenta que la gratitud es un estado de conciencia, es una actitud en el día a día, que nos permite vivenciar, tomar, aprender, dar, todas las situaciones del día que se nos presentan como regalos, para ampliar nuestra conciencia, para evolucionar, para darnos cuenta que estamos aquí para crecer, para ver más allá de todo lo inmediato. Vivir en estado de gratitud nos permite salir del aparente “enredo de las situaciones” y de las emocionalidades para ver más allá de ello.

Hace poco tiempo escuche de alguien muy cercano que me dijo: “ fue tanto lo que perdí, pero al mismo tiempo tantas las demostraciones de amor, de apoyo, de reconocimiento de la gente que me quiere, que me ha impedido resentir lo que pasó. Más bien estoy llena de gratitud mirando todo aquello que recibí a partir de todo aquello que se fue… La vida me apoya”. Es una decisión verlo de esa manera, pero si no lo sintieras es mejor aprender, buscarlo sentir, en tus sueños, en tu imaginación, en una especie de terapia que te lleva del cuerpo al alma, y del alma a despertar ese sagrado derecho de sentir y saber que no estamos solos. Que existe una Divina energía que nos apoya, que nos da las herramientas para aprender a manejar, a resolver y salir ampliamente enriquecidos cuando vivimos cada momento de nuestra vida con gratitud.

Hoy vivo con actitud de agradecimiento porque en la vida suceden hechos, y yo trabajo para que el resultado de los sucesos dejen experiencias enriquecedoras. Hoy agradezco todo lo vivido porque soy la que busca, la que crece, aprende, comparte, se equivoca, vuelve a intentar, humilde y agradecida por las herramientas que salen a mi encuentro en este camino al que llamamos vida, al que hemos venido a aprender, enseñar, crecer, compartir.

Hay alguna otra manera que no sea con Gratitud de disfrutar este paseo?


Gratitud, o agradecimiento, en esencia es lo mismo. Gratitud en primer lugar al gran poder divino que nos dio el fastuoso regalo de la vida. Gratitud a la madre naturaleza por dotarnos con todos los elementos necesarios para vivir y desarrollarnos, Gratitud a los animales que se nos ofrendan para darnos vida y acompañarnos en nuestro recorrido por este plano terrenal de nuestra existencia.


Gratitud a nuestros padres por todo su esfuerzo para hacer de nosotros unos seres de bien, Gratitud a nuestros hijos por llenarnos el corazón de alegría y ternura, gratitud a la gran corriente por llenarnos de la energía necesaria para trabajar sobre nuestro desenvolvimiento.


Gratitud a todos los iniciados solares, lunares, y maestros espirituales por brindarnos su ejemplo de sabiduría y amor. Gratitud a nuestro camino espiritual que nos da todas las herramientas necesarias para lograr nuestra unión con lo divino. Gratitud a la divina madre que nos permite que nuestra esencia divina se manifieste sobre la tierra.

Si somos consientes de todos los regalos y bendiciones que recibimos día a día, de diversos frentes, desde el hermoso cantar de los pájaros al amanecer, el agua que nos brinda la naturaleza, el saludo cordial de los seres que nos rodean mostrándonos su afecto, hasta ese abrazo de amor de nuestros hijos al anochecer, que nos permite dormir en paz, no nos queda más que agradecimiento y mas agradecimiento por todo lo maravilloso que recibimos.

Esta muestra de ofrenda del universo, nos debe llevar a corresponder de la misma manera, nos lleva a comprometernos en nuestro desenvolvimiento espiritual, que es la única manera en que podemos devolver todo lo que recibimos, en acciones concretas que ayuden a la humanidad a seguir por el sendero de la paz y la armonía.

Se ha producido un error en este gadget.