jueves, 17 de junio de 2010

La Ascética



Disciplina modeladora de nuestra conducta
donde la vocación espiritual, es centro de nuestra vida.

Cuerpo y Mente se moldean
donde respetar, controlar nuestra impaciencia,
y validar a las otras almas es nuestra premisa.

Se comprende conscientemente el entorno.
Se ha volcado la mirada hacia el interior,
las transformaciones internas son un hecho,
convirtiendo nuestro ambiente en un
lugar armónico e integro.


Se ha producido un error en este gadget.