viernes, 31 de diciembre de 2010

El Poder Creativo



Las mayorías de las religiones nos indican que fuimos creados, o tenemos potencialmente en nuestro interior todos los poderes y atributos de nuestro creador.

Los cuales en muchos casos no los activamos por que los desconocemos, o no los creemos posibles, hasta que el mismo instinto de supervivencia nos obliga a activar esas virtudes inherentes a nosotros mismos.

Por este motivo tenemos que tomar conciencia de esta poderosa herramienta, que sin duda nos ayudara a definir nuestro camino de desenvolvimiento y frente a los obstáculos que nos presenta la vida redefinir nuestro rumbo.

Igualmente debemos usar nuestro poder creativo, para transmutar las circunstancias que nos desagradan, para transformar lo negativo en positivo, la mediocridad en prosperidad, en fin realizar todos nuestros sueños y metas, claro está siempre acorde con nuestro destino de vida.

Nuestro poder es tan grande que siempre podremos hacer y elegir lo que queremos, aplicando el don de la voluntad y la fe; es decir si creemos que podemos, podremos y si creemos que no podemos, no podremos, en ambos casos tenemos razón. Aquí está el principio del libre albedrio, todo depende de nuestra elección.

Transitando el camino de la renuncia, definitivamente podremos activar nuestra consciencia divina obteniendo todo lo positivo y trascendente, pero si por el contrario nos alejamos de ese camino es posible que usemos ese poder creativo para actos dañinos y nocivos, que lo que dejara en el mundo será tristeza y dolor.

Nuestro momento es ahora, Vivamos, actuemos y decidamos ahora; utilicemos nuestra creatividad para buenas obras, para amar más, para ser compasivos y optimistas. Así entonces al universo no le quedara más alternativa que darte lo que realmente te corresponde que es simplemente lo mejor que existe.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Feliz Navidad



Disfrutemos esta navidad, en familia, en armonia, con una mirada distinta en cada alma, observemos lo Divino que se encuentra en cada ser y ofrendemos cada momento para ser el instrumento en la vida, que este hermoso dia acompañe a las almas y le de su paz Divina.

Feliz Navidad les desea 168 posibilidades, recuerden que son un mar de posibilidades.

martes, 14 de diciembre de 2010

El sentido que le doy a mi vida


“Sea su primer acto despertar una fervorosa elevación del pensamiento a lo Divino, procuren luego distribuir su tiempo de tal modo que puedan dedicarse ampliamente al desenvolvimiento de la vida espiritual atreves del cumplimiento responsable de sus obligaciones diarias y de las prácticas ascéticas recomendadas en este método.”

En la búsqueda personal de la paz interior, del equilibrio. En el deseo de integración de algún modo positivo a la sociedad, en la intensión de querer dar un valor agregado a la existencia el ser necesita un camino, una guía que lo ayude a no quedarse solo en la intensión.
Tener un método que nos ayude a encontrar el camino, con herramientas que nos facilite la conexión con lo divino y nuestra manera de pensar, sentir y actuar nos fortalece el entusiasmo y compromiso.

Meditar, detenernos, observarse, observar el entorno permite ser objetivos, y a medida que esa contemplación se hace diaria y metódica, la actitud, el pensamiento y el sentimiento se unen de manera amorosa, compasiva y efectiva.

Sin duda no elimina momentos de desolación, de ira, de confusión, de dolor que aparecen en el transitar de la existencia, sino que ayuda a observar, a trascenderlos para poder salir fortalecidos de esas experiencias. Los hechos suceden, es la actitud frente a los sucesos lo que va transformándose.

Una vida comprometida requiere hábitos, disciplina, renuncia, que permite sentir y vivir en un estado de libertad y serenidad tal, que una vez reorganizada la manera de desarrollar la conciencia, esta se expande, vibra en la realidad que se desarrolla aportando ese trabajo interior que hemos desarrollado.

La meditación diaria permite observar, darle dirección, riqueza y sentido a mi vida.
Al viajar, saber dónde queremos ir, llevar el mapa de ruta, avanzar chequeando el camino nos permite avanzar serenos, disfrutar el camino, relacionarnos con empatía con los demás, aprender, compartir la experiencia del camino recorrido.

El sentido que le doy a este paseo por la vida, no es otro que el que deseo de mantener la unión con lo Divino, mediante la meditación diaria, la oración, dirigir mis energías en dirección y unión a la gran corriente, la apertura de conciencia, el amor compasivo, trabajar con egoencia. Trabajar, trabajar, trabajar. No hay nada más maravilloso que sabernos chispa divina, que de errores también se aprende, que debemos amarnos, comprendernos, perdonarnos y motivarnos a crecer, ayudar y contribuir al amor universal.

Cada mañana nos trae una bendición escondida, que solo sirve para ese día, y que no puede ser ni guardada ni desaprovechada. Si no usas ese milagro hoy, se perderá.
Y tú, que sentido le das a tu vida???.

martes, 7 de diciembre de 2010

¿Cómo transformo mis pensamientos?



¿Queremos verdaderamente cambiar?
¿Por qué? ¿Para qué?

“Este querer cambiar” es una actitud fundamental que define nuestro orden de prioridades la orientación que llevan todos nuestros esfuerzos
Querer cambiar es la base y el cimiento de una transformación real


Cuando queremos: bienes materiales, conocimientos, prestigio, dinero, poder, nos ponemos en pies de lucha y el cambio se traduce en términos cuantitativos, cada conquista nos enriquece, cada fracaso es una pérdida


Cuando la transformación es a nivel de pensamientos “Generamos pensamientos positivos aunque nos tiente el impulso destructivo de criticar”, es una transformación a nivel del ser, es un modo de vida que abarca nuevas acciones y relaciones


Se abre una nueva percepción de nosotros mismos, en lo cotidiano, vivimos explorando nuestros pensamientos donde se prueba y experimenta un pensamiento más elevado, rompiendo los viejos moldes y ganando libertad, coherencia, armonía y mesura


Comenzamos a reconocer nuestras capacidades, características, potencialidades, limitaciones y fortalezas. Sabemos que no somos “perfectos”, conocernos a nosotros mismos es nuestra prioridad


Nos transformamos en seres humanos capaces de crecer y desenvolvernos. El trabajo interior, implica, el recorrido interior de cada persona, se revela la más profunda intención de transformarnos ¿hacia donde queremos ir?


La vida diaria es el medio para nuestro desenvolvimiento espiritual


Se ha producido un error en este gadget.