miércoles, 23 de marzo de 2011

El respeto a la naturaleza



El significado del respeto implica atención, consideración, reconocimiento, aceptación, aprecio, valorar las cualidades y derechos individuales y de la sociedad, obedeciendo normas morales y éticas.

Es muy importante fomentar desde muy pequeños el amor y el respeto hacia la naturaleza, aprender a interactuar con nuestro entorno, con las plantas, los árboles, los animales, las flores... No solo es respetar el entorno donde vivimos sino conservar la pureza, la belleza de los recursos que nos provee la Madre Tierra.

El respeto por la naturaleza nace de la actitud individual de cada persona. Podemos observar que cada día nos aislamos más de los problemas reales que están latentes debido a intereses por temas tales como la tecnología, la moda, los carros. Existen otros factores de poca importancia para la mayoría de la humanidad o solo por ignorancia de nosotros mismos como la deforestación, los accidentes petroleros, entre otros agentes que contaminan y ponen en riesgo el ecosistema completo, es evidente que nos encontramos en crisis ecológica.

No solo debemos tomar conciencia de nuestros actos diariamente o de fomentar conciencia con nuestros familiares, amigos, vecinos; sino cultivar la semilla de la conciencia individual en nosotros mismos; porque de nada sirve que le digamos a los demás que lo hagan sin ponerlo en práctica, ej. Al establecer otro estilo de vida, damos cuenta de lo que consumimos y desechamos.

Al trabajar con la mística del corazón, responsablemente comenzamos a atender las necesidades de la naturaleza con el fin de preservarla, amarla, cuidarla, quererla y protegerla, renaciendo en nosotros una relación armónica con todos los seres vivos de la Tierra, que nos lleva a una convivencia y un acercamiento a lo Divino.

“Respetar la naturaleza es cuestión de supervivencia

Se ha producido un error en este gadget.