jueves, 18 de junio de 2009

Dar y Recibir



Dar y Recibir….. es un acto de Amor Incondicional…. Manifestaciones que no son consecuencia la una de la otra, sino que viajan como energías independientes pero que tienen la misma esencia, y que pueden o no entrecruzarse y esto no le resta su importancia.

Dar es manifestar la alegría, el gozo, una caricia, una compañía, un compartir. Cuando es desinteresado, es una corriente de un río que lleva consigo una armonía que baña a la persona que recibe. Es como el aroma de las flores cuando el viento las mueves, que te hace sentir feliz, atendido, acompañado y hasta incluido.

Dar es consecuencia de nuestra liberación como seres incluyentes, compasivos que Damos y nos Damos con autenticidad y respeto a los seres que están a nuestro alrededor, invitándolos muy sutilmente a Recibir y a motivarse en este arte del Dar que nos acerca mas a la Divinidad, que transforma nuestra consciencia de ser, en seres dadores y agradecidos por lo que día día recibimos de la Divina Madre!.

Recibir es manifestar nuestra humildad y de aceptar que somos merecedores del amor incondicional, que nos baña como las olas en el mar de infinitas moléculas y átomos de positividad que provocan transformaciones increíbles en nuestro ser, como por ejemplo en nuestro sistema inmunológico. En este caso es como la vacuna que nos da protección.

Recibir es la consecuencia de abrir nuestra mente, corazón y cuerpo a las manifestaciones Divinas y terrenales en armonía con el Cosmos, donde podemos trasmutar nuestras intenciones y actitudes en pro de un mejor desenvolmiento, a través de ese recibir enseñanzas, gestos, abrazos, cariño, ternura y tantas cosas que los seres y la Divina Madre nos brinda cada día.

Atrevámonos a Dar y Recibir para completar esas melodías de Amor Incondicional
que nos enseña la Divina Madre!!!


“El universo opera por medio de un intercambio dinámico. Dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de la energía en el universo.

Y si estamos dispuestos a dar aquello que buscamos mantendremos la abundancia del universo circulando en nuestra vida”. Deepack Chopra.

Estas sabia palabras de Chopra nos confirman que todas nuestras acciones, palabra y pensamientos se nos devuelven a nosotros como un boomerang.

El dar y recibir debe ser un acción de entrega y de ofrenda. Es por esta razón que debemos cultivar este dar y recibir ya que es un flujo de energía en el universo, si damos amor, entrega, intenciones y pensamientos positivos de la misma manera lo recibimos.


Simplemente Dar y Recibir es



..................!


Es ser el reflejo de lo Divino




Dar y recibir esta unida a la ley de acción y consecuencia, causa y efecto, Karma y Dharma; no hay causa sin efecto, ni efecto sin causa; quien más da más recibe; quien menos tiene y da recibe más aún; quien da con desprendimiento, sin esperar nada a cambio, sin esperar respuesta, más recibe porque ha renunciado a los bienes materiales y/o espirituales intencionalmente; entonces el universo conspira para darle todo aquello que necesite. Conocida e internalizada la ley de acción y consecuencia, es cuando aprendemos a dar, a desprendernos y a comprender que recogemos lo que sembramos, descubiendo las infinitas posibilidades que estan dentro de cada uno de nosotros.



Da sonrisa; conviertete en una mejor persona, todas las cosas suceden cuando menos te las esperas, ama sin límite, ama la vida, se portador de la paz, cultiva los(as) amigos (as); da bendiciones, da gracias a Dios por todo lo que tienes y te sorprenderás de las maravillas del universo.






Dos acciones donde plasmando la incondicionalidad, el desapego a la espera desaparece, disolviendo el limite entre ambas, convirtiéndose en un sentimiento infinito de amor, plenitud y paz; de alegria verdadera que no esta basada en nada tangible, es una sensación que nos lleva a elevar el alma y enriquecer el espíritu, que sin esperar nada, nos alegra el simple hecho de servir y la pregunta fluye... Quien es el que da? Quien es el que recive?


Al dar, entrego al universo, a los seres, me estoy brindando a mi mismo lo que entrego.


La energía bumerang se manifiesta, el alma crece, la conexión se establece, y en esa danza de dar y recibir nos enriquecemos todos, convirtiendonos en un manantial infinito de abundancia.


imitando a la Divina Madre que nos da miles de colores en cada amanecer, a todos por igual.

2 comentarios:

Alma dijo...

Así es, tú lo has dicho: dar, recivir.
En este mundo de posesiones se nos olvida que lo más importante que recivimos cuando damos sin esperar nada....es amor, un mar de amor que trascenderá con nosotros y con nuestra alma, es nuestra herencia, la que muy pocos son capáces de llegar a ver con los ojos que no son.

Lo más bonito que sucede cuando uno da sin esperar es que el que recibe se siente felíz y tú eres la causa, una causa bellisima de amor.

Alma dijo...

Fíjate el corazón te da y vuelve a recivir, tu aliento da y recive, en un compas de vaiven de vacio y plenitud, en este juego te da vida, simplemente amor.

Se ha producido un error en este gadget.