martes, 23 de junio de 2009

La Perseverancia


Amiga Perseverancia, ayúdame a avanzar en la vida
Sin temores ni anclas
Con el bitácora en la mente y la voluntad en las manos
En sintonía con la Divina Madre

Amiga Perseverancia, dame los zapatos adecuados
Para no temer a escombros
Con la energía en mis actos y la misión siempre presente
En sintonía con la Divina Madre

Amiga Perseverancia, muéstrame los diversos caminos
Para encontrar soluciones
Con el poder de elección basado en lo real y auténtico
En sintonía con la Divina Madre

Amiga Perseverancia, regálame una lámpara
Para los momentos oscuros
Con la confianza de contar con las miles de posibilidades
En sintonía con la Divina Madre


Mantenemos una actitud de constancia cuando nos sentimos cómodos pero se nos dificulta mantener perseverancia cuando queremos lograr algo a largo plazo ya que nos cansamos y a veces es porque no vemos los resultados de una vez.

Debemos perseverar para obtener en nuestras vidas bienes espirituales y materiales ya que esta actitud día tras día es la que hace que se desarrolle en nosotros la disciplina y la organización.
Para lograr nuestro desenvolvimiento espiritual debemos practicar día a día una serie de ejercicios como la meditación, la oración, el desarrollo de pensamientos u actitudes positivas, no nos podemos cansar ni dejarlo para después ya que la práctica es la que nos lleva a la meta.



Es seguir adelante, sin importar el tiempo


Es lograr cosas que nunca imaginastes, llegar lo mas lejos posible




Es aportar nuestra ayuda, asi sea llevando


grandes cargas pero simpre seguir la meta



Hasta alcanzar a lo Divino y sentrilo.




La Perseverancia es,

perdurar en el tiempo,

establecer prioridades,

revisar las dificultades,

superar las adversidades,

evaluar los problemas y errores,

validar el comportamiento,

es vivir concientemente la renuncia,

retomar el rumbo,

abrazar la esperanza,

no abandonar la meta,

conseguir lo imposible,

intentarlo mil veces,

asimilar el triunfo.





“No te des por vencido ni aun vencido” dice el poeta. Cuando definimos un objetivo y emprendemos el camino hacia él, es posible que encontremos a nuestro paso obstáculos, tropiezos o desafíos, pero teniendo claro ese objetivo, vibrar con la sensación de la meta alcanzada, es el estímulo que nos asegura el impulso y la motivación para resolver, para replantear, para seguir.



Es que acaso en algún viaje de placer hacia una playa cualquiera, donde el camino puede resultarte largo y cansador y que con solo prensar en el inmenso mar cristalino y en la tibieza del sol, tu actitud se torna diferente y la sensación de fastidio cambia asombrosamente en forma inmediata ? O al subir una montaña, a la mitad del camino, el cansancio de los músculos nos condiciona a seguir, pero concientes de la sensación sublime de ver el paisaje desde lo alto o de extasiarnos con la pureza del aire, nos da la cuota de fortaleza necesaria para alcanzar la cima ?



Es posible que todo eso suceda en nuestros emprendimientos, solo basta con tomar un respiro profundo para acomodar las cargas, pues, conectarse con nuestro Ser, ese niño interno que nos dice muy suave y amorosamente que es maravilloso estar vivos, que los obstáculos son para vencerlos, y que ser perseverante es permitir que nuestro espíritu se eleve tal cual el incienso en las bendiciones, como cuando logramos los sueños, como cuando alcanzamos la meta.



La perseverancia es la principal herramienta del Ser comprometido, por simple que sea objetivo o lejos que parezca su meta.



1 comentario:

Alma dijo...

Persevera y llegarás donde deseas,
ama y en tu empeño, creas
escucha desde tu silencio y espera,
porque en tu perseverancia todo llega.

Ala!!! esta poema para vosotros, porque os aprecio, jajaja

Se ha producido un error en este gadget.