martes, 13 de julio de 2010

Entrenamiento Físico, Mental y Espiritual



El camino del desenvolvimiento espiritual, es un trabajo sistemático, metódico, constante, continuo, honesto sobre sí mismo, tanto en el orden mental, físico como espiritual.

El entrenamiento del cuerpo físico y mental es una conducta responsable habitual, se inicia con caminatas suaves; ejercicios físicos y respiratorios; trabajos manuales; alimentación adecuada; horas de sueños suficientes; descansos pertinentes durante el día, además de los ejercicios espirituales que disciplinan la mente como la meditación, la oración, lecturas espirituales, examen retrospectivo.

Este continuo entrenamiento motiva el anhelo del desenvolvimiento, nuestros hábitos se hacen conscientes, el cambio permanente se convierte en una forma de vida, las energías están disponibles para explorar el camino, la voluntad vence la inercia, la intención es real plasmándose en lo que hemos elegido el desenvolvimiento espiritual.

Se ha producido un error en este gadget.