martes, 25 de agosto de 2009

La alegría de vivir



Cuando apenas nos despertamos, abrimos nuestros ojos y somos conscientes de nuestra respiración nos damos cuenta que cada amanecer es un milagro y una nueva oportunidad que nos ofrece la Divina Madre para convivir y disfrutar de todas las obras hermosas que pone a nuestra disposición como son: nuestros hijos, familiares, el sol, la naturaleza, las situaciones y de inmediato le damos las gracias por tantas bendiciones.

Desde hace ya mucho tiempo doy gracias a Dios por todas las cosas que me ofrece cada día y siento dentro de mi ser una gran felicidad ya que puedo disfrutar de cada una de ellas.

Vivo la alegría en muchas ocasiones, cuando veo la sonrisa de un niño, cuando escucho el canto de los pájaros, cuando veo y hablo con mis seres queridos, cuando me escuchan o escucho, cuando me ofrendo. Pienso que cada amanecer, cada día es una oportunidad para vivir intensamente y sentir en todo nuestro ser alegría y felicidad por todo lo que nos rodea y podemos disfrutar.

Si hacemos una lista de las bendiciones que la Divina Madre nos han dado de seguro tendríamos que usar más de una hoja, por ello damos gracias cada instante y vivimos cada día agradecido y lleno de felicidad.




La vida es una serie de sucesos, hechos, acontecimientos, circunstancias que van dejando huellas.

Cuando centramos la vida en armonía, sincronía, paz, amor, solidaridad, participación, inclusión
y además transformando las adversidades para crecer interiormente,
la vida se torna equilibrada, de quietud, de serenidad.....

La vida centrada en acontecimientos de dramas, dolor, orgullo, vanidades, infidelidad, glotoneria,
rencores, discusiones, siempre se presentará estos mismos acontecimientos.

Si las dificultades te pertuban en exceso, la vida se convertirá en una pesadilla.

La forma de vivirla dependera de cada uno de nosotros, no dejemos que las circunstancias nos manejen a su antojo.

Las peores adversidades son las mejores oportunidades para auto-observarnos
y es en ese momento que afloran todos aquellos defectos psicológicos que llevamos dentro de nosotros.

No dejes que la vida te maltrate, se impregne de sufrimiento, dolor.....

La vida hermoso patrimonio. Mantente alegre, más no loco de frenesís.
Triste, más no desesperado.

Experimenta con serenidad cada momento.
Disfruta cada instante como si fuese el último de tu vida





La vida nos ofrece
Una paleta infinita de colores.
Hay días que sólo me detengo en los grises.
El Maestro me dice que aun en ellos
Hay una gama infinita de tonalidades.
Y en ese diagramar, observar y dibujar,
El Maestro dirige un haz de luz…
Y mi espíritu despierta,
Toma los pinceles…
Mezclo el dolor, la fe y la fortaleza,
Plasmo de esperanza y entrega
El lienzo que espera por mí.
Y la alegría de vivir
Que creo haber perdido,
Surge refulgente,
Osada e indiscreta.
Reconciliándome con el artista
Que hay dentro de mí
Alegre, sensible y creativo…

Y el haz de luz ,lo colocó el Maestro?
O siempre estuvo allí.??




La Alegría de vivir esta en la vida misma
Permitiéndonos dar y recibir

La Alegría de vivir esta en la naturaleza
Permitiéndonos ver y sentir

La Alegría de vivir esta en la familia
Permitiéndonos amar y aprender

La Alegría de vivir esta en los amigos
Permitiéndonos cooperar y disfrutar

La Alegría de vivir esta en los compañeros de trabajo
Permitiéndonos progresar y llenarnos de experiencias

La Alegría de vivir esta en todas partes
Permitiéndonos simplemente ¡VIVIR!

Se ha producido un error en este gadget.