martes, 12 de abril de 2011

La desolación



La desolación es una profunda tristeza que sentimos algunas veces cuando estamos atravesando situaciones para las que no estamos preparados en la que no sabemos como actuar.

En la desolación sentimos que alcanzamos lo mas profundo del dolor, pero esta en nosotros no permanecer mucho tiempo en este estado y lograr emerger con fuerza y con una clara mirada sobre lo que realmente queremos para nosotros, lo que nos hará mucho mas fuertes y mas optimistas a la hora de enfrentar situaciones adversas.

Como seres humanos cometemos errores y nos hundimos con pánico en la desolación, parece que el error o las situaciones adversas son las mejores excusas para permanecer desolados.

Es en ese abismo que debemos permanecer un tiempo conveniente.

Meditar, reflexionar y hacer un cambio, ese tiempo de luto debe durar el tiempo adecuado, pero es de valientes y osados pasar la pagina con un gran impulso y continuar trabajando en nuestras meditaciones en el día a día, en la relación con amigos, vecinos, familiares para lograr un cambio en nuestro desenvolvimiento interior.

La desolación nos lleva de melancolía, tristeza, energías negativas, en este estado vemos todo oscuro, pero cuando logramos salir de ese abismo realmente cambiamos la visión de las situaciones y estas pasan a ser aprendizajes que nos fortalecen y que nos permiten ir aprendiendo que en la adversidad lo que mas debemos hacer es crecer y llenarnos de fuerza, practicando la humildad de corazón y la renuncia.

Así con el alma abierta caminamos, tropezamos, aprendemos, nos levantamos, sonreímos y crecemos.


Nuestros dolores están arraigados en lo mas profundo de nuestro ser, enfrentarlo en nuestro desenvolvimiento interior, nos impulsa a seguir nuestro camino de infinitas posibilidades
Se ha producido un error en este gadget.