martes, 23 de junio de 2009

La Perseverancia


Amiga Perseverancia, ayúdame a avanzar en la vida
Sin temores ni anclas
Con el bitácora en la mente y la voluntad en las manos
En sintonía con la Divina Madre

Amiga Perseverancia, dame los zapatos adecuados
Para no temer a escombros
Con la energía en mis actos y la misión siempre presente
En sintonía con la Divina Madre

Amiga Perseverancia, muéstrame los diversos caminos
Para encontrar soluciones
Con el poder de elección basado en lo real y auténtico
En sintonía con la Divina Madre

Amiga Perseverancia, regálame una lámpara
Para los momentos oscuros
Con la confianza de contar con las miles de posibilidades
En sintonía con la Divina Madre


Mantenemos una actitud de constancia cuando nos sentimos cómodos pero se nos dificulta mantener perseverancia cuando queremos lograr algo a largo plazo ya que nos cansamos y a veces es porque no vemos los resultados de una vez.

Debemos perseverar para obtener en nuestras vidas bienes espirituales y materiales ya que esta actitud día tras día es la que hace que se desarrolle en nosotros la disciplina y la organización.
Para lograr nuestro desenvolvimiento espiritual debemos practicar día a día una serie de ejercicios como la meditación, la oración, el desarrollo de pensamientos u actitudes positivas, no nos podemos cansar ni dejarlo para después ya que la práctica es la que nos lleva a la meta.



Es seguir adelante, sin importar el tiempo


Es lograr cosas que nunca imaginastes, llegar lo mas lejos posible




Es aportar nuestra ayuda, asi sea llevando


grandes cargas pero simpre seguir la meta



Hasta alcanzar a lo Divino y sentrilo.




La Perseverancia es,

perdurar en el tiempo,

establecer prioridades,

revisar las dificultades,

superar las adversidades,

evaluar los problemas y errores,

validar el comportamiento,

es vivir concientemente la renuncia,

retomar el rumbo,

abrazar la esperanza,

no abandonar la meta,

conseguir lo imposible,

intentarlo mil veces,

asimilar el triunfo.





“No te des por vencido ni aun vencido” dice el poeta. Cuando definimos un objetivo y emprendemos el camino hacia él, es posible que encontremos a nuestro paso obstáculos, tropiezos o desafíos, pero teniendo claro ese objetivo, vibrar con la sensación de la meta alcanzada, es el estímulo que nos asegura el impulso y la motivación para resolver, para replantear, para seguir.



Es que acaso en algún viaje de placer hacia una playa cualquiera, donde el camino puede resultarte largo y cansador y que con solo prensar en el inmenso mar cristalino y en la tibieza del sol, tu actitud se torna diferente y la sensación de fastidio cambia asombrosamente en forma inmediata ? O al subir una montaña, a la mitad del camino, el cansancio de los músculos nos condiciona a seguir, pero concientes de la sensación sublime de ver el paisaje desde lo alto o de extasiarnos con la pureza del aire, nos da la cuota de fortaleza necesaria para alcanzar la cima ?



Es posible que todo eso suceda en nuestros emprendimientos, solo basta con tomar un respiro profundo para acomodar las cargas, pues, conectarse con nuestro Ser, ese niño interno que nos dice muy suave y amorosamente que es maravilloso estar vivos, que los obstáculos son para vencerlos, y que ser perseverante es permitir que nuestro espíritu se eleve tal cual el incienso en las bendiciones, como cuando logramos los sueños, como cuando alcanzamos la meta.



La perseverancia es la principal herramienta del Ser comprometido, por simple que sea objetivo o lejos que parezca su meta.



jueves, 18 de junio de 2009

Dar y Recibir



Dar y Recibir….. es un acto de Amor Incondicional…. Manifestaciones que no son consecuencia la una de la otra, sino que viajan como energías independientes pero que tienen la misma esencia, y que pueden o no entrecruzarse y esto no le resta su importancia.

Dar es manifestar la alegría, el gozo, una caricia, una compañía, un compartir. Cuando es desinteresado, es una corriente de un río que lleva consigo una armonía que baña a la persona que recibe. Es como el aroma de las flores cuando el viento las mueves, que te hace sentir feliz, atendido, acompañado y hasta incluido.

Dar es consecuencia de nuestra liberación como seres incluyentes, compasivos que Damos y nos Damos con autenticidad y respeto a los seres que están a nuestro alrededor, invitándolos muy sutilmente a Recibir y a motivarse en este arte del Dar que nos acerca mas a la Divinidad, que transforma nuestra consciencia de ser, en seres dadores y agradecidos por lo que día día recibimos de la Divina Madre!.

Recibir es manifestar nuestra humildad y de aceptar que somos merecedores del amor incondicional, que nos baña como las olas en el mar de infinitas moléculas y átomos de positividad que provocan transformaciones increíbles en nuestro ser, como por ejemplo en nuestro sistema inmunológico. En este caso es como la vacuna que nos da protección.

Recibir es la consecuencia de abrir nuestra mente, corazón y cuerpo a las manifestaciones Divinas y terrenales en armonía con el Cosmos, donde podemos trasmutar nuestras intenciones y actitudes en pro de un mejor desenvolmiento, a través de ese recibir enseñanzas, gestos, abrazos, cariño, ternura y tantas cosas que los seres y la Divina Madre nos brinda cada día.

Atrevámonos a Dar y Recibir para completar esas melodías de Amor Incondicional
que nos enseña la Divina Madre!!!


“El universo opera por medio de un intercambio dinámico. Dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de la energía en el universo.

Y si estamos dispuestos a dar aquello que buscamos mantendremos la abundancia del universo circulando en nuestra vida”. Deepack Chopra.

Estas sabia palabras de Chopra nos confirman que todas nuestras acciones, palabra y pensamientos se nos devuelven a nosotros como un boomerang.

El dar y recibir debe ser un acción de entrega y de ofrenda. Es por esta razón que debemos cultivar este dar y recibir ya que es un flujo de energía en el universo, si damos amor, entrega, intenciones y pensamientos positivos de la misma manera lo recibimos.


Simplemente Dar y Recibir es



..................!


Es ser el reflejo de lo Divino




Dar y recibir esta unida a la ley de acción y consecuencia, causa y efecto, Karma y Dharma; no hay causa sin efecto, ni efecto sin causa; quien más da más recibe; quien menos tiene y da recibe más aún; quien da con desprendimiento, sin esperar nada a cambio, sin esperar respuesta, más recibe porque ha renunciado a los bienes materiales y/o espirituales intencionalmente; entonces el universo conspira para darle todo aquello que necesite. Conocida e internalizada la ley de acción y consecuencia, es cuando aprendemos a dar, a desprendernos y a comprender que recogemos lo que sembramos, descubiendo las infinitas posibilidades que estan dentro de cada uno de nosotros.



Da sonrisa; conviertete en una mejor persona, todas las cosas suceden cuando menos te las esperas, ama sin límite, ama la vida, se portador de la paz, cultiva los(as) amigos (as); da bendiciones, da gracias a Dios por todo lo que tienes y te sorprenderás de las maravillas del universo.






Dos acciones donde plasmando la incondicionalidad, el desapego a la espera desaparece, disolviendo el limite entre ambas, convirtiéndose en un sentimiento infinito de amor, plenitud y paz; de alegria verdadera que no esta basada en nada tangible, es una sensación que nos lleva a elevar el alma y enriquecer el espíritu, que sin esperar nada, nos alegra el simple hecho de servir y la pregunta fluye... Quien es el que da? Quien es el que recive?


Al dar, entrego al universo, a los seres, me estoy brindando a mi mismo lo que entrego.


La energía bumerang se manifiesta, el alma crece, la conexión se establece, y en esa danza de dar y recibir nos enriquecemos todos, convirtiendonos en un manantial infinito de abundancia.


imitando a la Divina Madre que nos da miles de colores en cada amanecer, a todos por igual.

martes, 9 de junio de 2009

El poder de la Oración



Orar es la comunicación directa con nuestro creador!


La oración es un diálogo entre el Ser y su Divinidad, donde el ser es la expresión de la palabra y la Divinidad nos muestra sus respuesta.

La oración nos suaviza el alma y nos libera de angustias,
Y permite en nosotros que se mantenga la Fe.

La oración nos conduce a la Participación con los seres que nos rodean,
Y genera una atmósfera de armonía de amor incondicional.

La oración nos conduce por caminos de esperanza,
Y nos permite reconocer las miles de posibilidades.

La oración es la fuente de paz, serenidad y de lo posible,
Y hace que el ser transforme sus pensamientos y sentimientos.

La oración nos llena de energía renovadora en medio de las enfermedades o dificultades, Y logra que el ser manifieste su Divinidad.

La oración es la comunicación con nuestra esencia interior,
Y a veces ni siquiera necesita ser expresada para tenga su intención.

El poder de la Oración nos devela los velos que oculta lo verdadero,
Y nos conduce por el camino del gozo profundo de
Reconocernos parte de lo Divino!




Orar es pedir con todas nuestras fuerzas,

con el alma y con el corazon.

Al mismo tiempo esperar confiados y con la fe que lo pedido se va a dar y si no es asi confiamos en que se hará la voluntad Divina.
Realmente la oración es una gran energia que emerge del ser mismo y crea una onda expansiva hacia otros seres.

Cuando oramos nos disponemos y nos abandonamos en los brazos de la Divina Madre, le entregamos nuestras inquietudes, de esta forma sentimos un gran gozo dentro de nuestro corazon.
El poder de la oración es tan fuerte que milagrosamente podemos curar dolencias fisicas y espirituales.
Debemos mantener una practica constante y permanente de la oración ya que es una comunicación directa y efectiva con la Divina Madre.



Erase una vez una Madre Devota de la Virgen de Guadalupe, ante la enfermedad terminal de su hijo, en la iglesia de su pueblo, se postra de rodilla a los pies de la Virgen y exclama con fervor una suplica por la sanación de su hijo amado, por tres días consecutivos fue a la iglesia, hacia la oración con la misma confianza y verdadera intención mientras que los médicos le anunciaban el desenlace eminente en las próximas horas o días de su hijo. Al tercer día asistió como de costumbre a la hora de la visita al hospital en donde se encontraba su hijo en la sala de cuidados intensivos y le toco las manos y sintio que su hijo le apreto la suya a los pocos días estaba completamente restablecido de salud.

Es solo a través de la participación y la solidaridad, interactuando de manera deliberada y consciente que podemos ayudar a la humanidad para lograr solucionar los males del mundo o los problemas de nosotros mismos. Alzando una oración aún por alguien que no conocemos. La oración no es mas que un conjunto de palabras, es una expresión divina, dicha de forma verbal o mental que produce efecto físico, intelectual y emocional.


En ocasiones pensamos que una gran fluidez o presión en el momento de orar logrará mayor efectividad, una mayor atención o rapidez en manifestarse lo que estamos pidiendo, o ser persistentes y reiterativos como niños chillones llamando la atención.


Jesús dijo: “Creen que se les oirá por su mucho hablar, vociferar y esforzarse.”


El poder de la oración reside en tener presente la conexión que existe entre nosotros y la Divina Energía, que ella escucha y trabaja.


El poder manifiesto está en la fe que plasmamos en esa conexión, en nuestra capacidad de entregar nuestro pedido como un obsequio con el cual la Divina Madre se encargará de manifestar no siempre lo que solicitemos sino lo conveniente para cada situación.


Orar desprendiéndonos de los resultados, orar agradeciendo al final de cada oración , confiar en el poder absoluto y la inteligencia superior que domina todo resultado más allá de lo aparente, acariciándonos el alma.


Maravillosa experiencia donde la paz del espíritu ahonda en sensaciones profundas, desnudando el alma, entregándose confiada al encuentro con lo Divino, quedando extasiado y liberado de ansiedades, temores e incertidumbres, ese es el poder de la oración.

martes, 2 de junio de 2009

Las Prioridades

La vida que hoy en día vivimos, esta llena de múltiples actividades que muchas veces se solapan o entrecruzan unas con otras, trayendo consigo altas presiones que alteran nuestra calidad de vida, en el sentido de manejarnos con disciplina, responsabilidad, serenidad y por supuesto con prioridades.

En ese organizar nuestras actividades diarias, es importante fijar nuestras prioridades, producto de una meditación, que nos permita discernir el orden de las mismas en pro de dar soluciones a nuestros problemas o tareas que surgen diariamente y a nuestros compromisos. Debemos ser a la vez flexibles en cuanto a redefinir o reordenar dichas prioridades, a causas de alteraciones propias de la vida, manteniendo la coherencia en nuestra conducta, que nos aleje lo más posible de la angustia o apatía que puedan surgir.

Debemos detenernos y ponernos a pesar ¿Qué conducta debo tener ante las dificultades? Qué actividades debo hacer para resolver tales dificultades? ¿Cuáles son mis prioridades? ¿Cómo debo abordarlas o llevarlas a cabo? ¿Algunas prioridades, son realmente prioridades? Son preguntas ejemplos de aquellas tantas que podemos hacernos para mover nuestra mente y extraer realmente como debemos vivir cada día, ya sea llenos de angustia o sufrimiento o relajados y operativos de manera eficiente y asertiva ante las dificultades o labores diarias.

Una vez elegidas las prioridades, a través de una toma de consciencia de lo que somos capaces de hacer, viene la parte operativa o voluntad para llevar a aplicar cada prioridad. Estas acciones pueden ser pensamientos, recursos, valores o respuestas que ayudan a buscar los caminos más adecuados de desenvolvimiento con nosotros mismos y con los seres con que nos toca relacionarnos.

Al priorizar nuestras necesidades, nos acercamos bastante a lo que realmente somos en esencia, seres con múltiples posibilidades que nos permite desenvolvernos cada día, cumpliendo objetivos planteados con sinceridad y honestidad, pero siempre dentro de una mística llena de espiritualidad.
.
Cuando organizo mis metas, y mis sueños, elaboro una planificaciónn a largo y a corto plazo.
Voy cumpliendo cada uno de mis objetivos y estos van cambiando de lugar en esa planificación que realizo. Lo que si tengo siempre presente y coloco en primer lugar es el trabajo con mi desenvolvimiento interior y el mantener esa union constante con la Divina Madre.



¿Realmente vemos nuestras prioridades?


Ellas son como caminos que nos abren
distintas experiencias

Pero que a veces no sabemos valorar
y no distinguimos cual es la que realmente necesitamos



Debemos levantarnos cada dia y tener
la actitud y disposicion hacia la vida
Siendo el reflejo de lo Divino

Solo si vemos las cosas de una
manera equilibrada y
objetiva sabremos ver la respuesta divina

Esa que poco a poco crece en nosotros
y nos da color a la vida

hasta notar que todo en la vida es una
prioridad, una prioridad divina.




Los intereses, la edad, el sexo, el nivel intelectual, profesional, económico, social, cultural, ambiental, moral, ético, religioso, nos indica cuales son nuestras prioridades, si por ej. consideramos en un momento dado que lo importante en nuestra vida es el ¨estudio academico¨ entonces todas las cosas estarán centradas y relacionadas con dicha actividad.

Ahora bien, reflexionemos ¿cuáles son las cosas, las circunstancias, los sucesos, los objetos en el cual centramos nuestra vida? Y dele un valor cuantificable del 1 al 10 a todas y a cada una de esas prioridades, al hacerlo nos daremos cuenta que la vida gira alrededor: de titulos, grados de instrucción, dinero, lujos, joyas, carros, casas, bienes raíces, todos ellos bienes materiales que hemos dogmatizados. Paradigmas que nos llena de éxito y alegría, pero al esfumarse o al cambiar produce en nosotros dolor, sufrimiento, infelicidad, frustracción, fracaso, miedos, aburrimiento, cansancio....

Si por el contrario establecemos nuestras prioridades en el alma y el espíritu, purificando los pensamientos y sentimientos, manteniendo en equilibrio el cuerpo y la mente. Saboreando con agrado que lo primordial es encontrar a Dios, y lo demás vendrá por añadidura, es evidente que los bienes materiales llegan a quien hace buen uso de ellos.
Que moviliza nuestro Ser ? Las prioridades o las urgencias?... Las situaciones inmediatas?
Sabemos diferenciarlas?

Quizás por ahí comienza el camino a esclarecer nuestro mapa de desenvolvimiento, plenitud y productividad en nuestro desempeño.

Vivir resolviendo lo inmediato es recorrer el camino en un constante trabajo de búsqueda de soluciones.

Vivir en un marco de prioridades meditadas nos da la libertad de planificar mientras disfrutamos, crecer mientras resolvemos y discernir mientras avanzamos; motivando la voluntad y la constancia ; concientes de que aun las prioridades son energía que están en constante movimiento, algunas siempre estarán encabezándolas, otras con el tiempo cambiarán, se transformarán, otras culminarán o dejaran de serlo.

Trabajando con serenidad, siendo objetivos y sabiendo hacia donde queremos ir, que queremos lograr, la Divina Energía fluirá en nuestro Ser para impulsarnos, fortalecernos y comprometernos con nuestras prioridades.
Se ha producido un error en este gadget.