martes, 5 de octubre de 2010

Aprender a Desaprender



Aprender según un significado, es adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o de la experiencia. Durante toda la vida estamos recibiendo conocimiento ya sea cotidiano, técnico o científico de nuestro entorno, producto de nuestras vivencias e interrelaciones presénciales o a distancia. A través de nuestro recorrido por nuestras instituciones educacionales nos llenamos de conocimiento que va integrándose al esquema mental y de allí fluye hacia la parte operativa de nuestras acciones, y muy importante en nuestra comunicación.

En este aprendizaje surgen cambios de pensamientos, comportamientos y toma de decisiones. Hay entonces cambios de comportamiento y de desenvolvimiento. Si ese conocimiento esta en concordancia con nuestras actividades o prácticas, entonces el comportamiento y desenvolvimiento será en positivo y nos lleva hacia adquirir nuevas habilidades y también nuevos conocimiento.

Al llenarnos de aprendizaje, tenemos que a veces vaciarnos de contenidos en nuestra mente que no tienen vigencia y que no tienen efectividad de acción y de desarrollo individual e incluso en relación con el trabajo en equipo, y es cuando se pone de manifiesto el “desaprender”.

Desaprender conlleva observación, razonamiento, conocimiento y cambios de acciones a aquellas más efectivas para nuestro desenvolvimiento como ser humano y como integrante de una sociedad en relación. Debemos detenernos y reflexionar sobre lo que debemos cambiar, para generar nuevas conductas o destrezas. Estar flexibles a lo que los otros seres nos aportan, al conocimiento o ideas que nos ayudan a una convivencia en armonía.

Aprender y desaprender forma parte de nuestro proceso de aprendizaje efectivo y dinámico, en estos tiempos de globalización del conocimiento y de las conexiones vía Internet, donde cada día se producen nuevos conocimientos o están a la disposición el conocimiento ya dado.

Resulta importante claro esta, lo aprendido en el pasado o hasta un momento determinado, pero también es importante lo que una persona es capaz de aprender, de allí que en el aprendizaje, no se pierda ese elemento de desaprendizaje de hábitos de conductas, de ideas, de patrones de comportamientos, de respuestas, que le ponga límites al proceso de cambios o mejor desenvolvimiento del ser en concordancia con lo que se vive cada día.

Mostremos una actitud abierta, flexible y decidida y principalmente comprometida con la adquisición de nuevos conocimientos. Detengámonos a escuchar, a reflexionar y en silencio busquemos dar mejores respuestas, manejándonos en ese Aprender y Desaprender!

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.