jueves, 15 de abril de 2010

Vivir en sensatez y armonía



Actualmente la vida en el mundo es estresante;
con violencia, inseguridad, desempleo;
las parejas constantemente confrontan problemas;
la juventud en crisis estudiantil, de drogas, de moda;
hasta la gente del campo en donde se supone
hay sosiego, tranquilidad, paz,
vive en zozobra.

Ante estas realidades se hace necesario
llamarnos al discernimiento,
hacernos consciente
que todo lo que nos afecta a nosotros,
afecta a la sociedad.
Vernos como un todo,
en donde equilibremos y armonicemos
las necesidades diarias con la vida interior,
lo personal y lo colectivo,
lo circunstancial y lo trascendente


Para lograr vivir en sensatez y armonía
y alcanzar la tan anhela paz y serenidad del corazón tranquilo
el trabajo del desenvolvimiento espiritual debe ser consecuente.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.