sábado, 15 de enero de 2011

El Poder de la Mente




En la mente están los pensamientos relacionados con los deseos, los propósitos o proyectos. Un pensamiento generado en la mente es producto de una respuesta biológica y este tiene influencia en nuestras acciones y sobre otros pensamientos ya sean propios o de otros seres.

La energía que acompaña un pensamiento puede tener dos efectos: uno beneficioso y por tanto positivo para nuestro desenvolvimiento como ser humano empático, y otro negativo de daño y egoísta. Son los dos caminos de manifestación del ser en la vida, y deberíamos elegir el positivo que nos da ganancia, de nuevas energías positivas con vibraciones elevadas que van a atraer lo armónico.

Vivimos en una sociedad con una diversidad de estímulos que nos incitan a querer cosas, tales como estudiar una determinada carrera y en una institución específica; comprar ropa, calzados, artefactos, en fin productos o bienes que según la publicidad o las orientaciones familiares o de amistades, nos proporcionan. Todo esto se asienta en la mente inconciente y va luego generando los pensamientos o propósitos o simplemente “deseos”.

Son inevitables los deseos, ya que queremos hacer siempre cosas nuevas para nuestro disfrute, nuestro desarrollo profesional o nuestro desarrollo espiritual, y también para nuestro cumplimiento laboral. Pero detengámonos a meditar la calidad de nuestros pensamientos para que se realicen acciones positivas para nosotros mismos y para con quien nos relacionamos, nuestro entorno social-ambiental.

Si utilizamos pensamientos positivos, los resultados serán maravillosos. Podemos usar el poder de nuestros pensamientos para el tratamiento de enfermedades o la recuperación de las mismas; para el logro de metas que sean incluyente con nuestros seres queridos; para la ayuda efectiva de aquellos seres que lo necesiten; para un consejo efectivo y objetivo; para recuperar nuestra armonía interior, y así otras tantas que podríamos añadir según la vivencia de cada ser. Piensa y veras…. Creer es poder! o el poder esta en ti!

Manejémonos con una actitud mental positiva, llenándonos con pensamientos de amor, felicidad, de armonía, de consuelo, de compañerismo, de inclusión, participación y tolerancia.

Promovamos en nosotros mismos la programación mental para el cumplimiento de nuestros propósitos de vida, con visualizaciones o cuadros imaginativos de lo que queremos vivir, de sensaciones que generen felicidad, seguridad y hasta solución de problemas o desarmonías.

1 comentario:

Alma dijo...

He aprendido no hace mucho el poder que yace dentro de mí, y solo pretendo Ser feliz, y hacer feliz todo lo que hay a mi alrededor, debo estar loca, una especie de locura que va a llegar a todos los que están junto a mí.

Yo soy el poder y la gloria de crear, y lo que quiero es ese paraíso llamado tierra.

Se ha producido un error en este gadget.