martes, 21 de junio de 2011

Claves del Desenvolvimiento Espiritual


Muy temprano a la mañana, el jornalero salió de su casa, tomó el camino hacia su trabajo, observó al vendedor de periódicos que pregonaba en un semáforo con su energía contagiante. Le tocó corneta, se intercambiaron sonrisas y siguió...
El olor a tierra húmeda lo invitaba a inspirar profundamente, y lo repetía tan placenteramente que invitaba a imitarlo. (Siempre me llamó la atención su sonrisa relajada, permanente).
Su carro como si conociera de memoria el recorrido, entró al Paseo del Lago, con las primeras claridades del horizonte, se sentó en lo más alto de las gradas, serena su alma ante la inmensidad del lago que comenzaba a abrirse a los inmensos barcos que lo cruzan. Los pájaros con sus cantos le agregan ese que se yo ¿viste?...(instante de nostalgia) ...
El sol hizo su entrada majestuosa colmando las aguas con mil matices diferentes... azules, rojizos, amarillos...
El jornalero, colmado de aire... luz... sonidos..., cerró los ojos.
 En su alma palpitaba lo Divino y trascendía el cuerpo físico...o al revés??? . Podía escribir mil versos de amor, presencia, arrobamiento, consuelo, libertad,. .. Su corazón conmovido ante aquel dorado amanecer...
LUZ, VIDA, DESPERTAR...
El jornalero, en voz muy bajita, como en una ofrenda, se puso a cantar.

Para hablar de las claves del desenvolvimiento espiritual, tenemos que refrescar el concepto que tenemos de él; esta narración me pareció que de manera simple sintetiza esa elevación y conexión con lo divino en lo cotidiano, con pensamientos, con sentimientos y con un estado de vivir en un constante presente con alegría en el corazón, independiente de las situaciones en las que debemos desenvolvernos.
Esta manera de vivir y sentir es una manera extraordinaria de comprendernos a nosotros mismos,  nuestra relación con la vida, con el mundo y lo divino, es decir enriquece el canal fundamental del crecimiento del ser: las relaciones.
Cuáles serían las claves para comenzar a trabajar en nuestro desenvolvimiento?
La intensión, la búsqueda, la voluntad constante, nos llevan a descubrir que todo lo que necesitamos está en nuestro interior, que nuestra presencia aquí y ahora puede generar un impacto positivo en la sociedad siempre y cuando así lo  decidamos, comenzando desde ahí a producir en nosotros los mismos cambios que quisiéramos ver en los demás y en la sociedad, con una actitud participativa, amorosa y compasiva.
Y como el jornalero que no descuida sus obligaciones del mundo, tampoco se distrae con los “ruidos externos”, se organiza ; se dedica a usar su libertad, esa libertad que tenemos todos, para relacionarnos con lo divino que lo encontramos en todos lados, en todos los seres , en la naturaleza, en el silencio donde el alma se comunica, donde Dios nos conecta con un cofre colmado de infinitas posibilidades que en la tapa lleva nuestro nombre, sólo basta atrevernos a abrir y asombrarnos descubriendo que somos capaces de contribuir a transformar y trascender positivamente lo que nos propongamos.

“Los buscadores de Dios lo han encontrado en sí mismos y enseñaron que el camino del desenvolvimiento es individual y que la realización espiritual es interior.”

1 comentario:

Ruidos dijo...

Genial, es exactamente lo que trato dia a dia, constantemente pienso y reflexiono de lo que hay a mi alrededor, y trato de mostrarme de manera positiva frente a lo que me rodea, y a lo que me sucede... pero a veces inconscientemente me olvido, y caigo quiza en sentimientos que no quisiera, pero por suerte puedo darme cuenta a tiempo. De verdad que es un trabajo y un logro que debemos proponernos frente a la vida de manera individual. Gracias y Saludos!.

Se ha producido un error en este gadget.