martes, 10 de mayo de 2011

Gozo



Invoco la presencia Divina
corro el velo y develo.
Pensamientos y sentimientos
que viven dentro de mi
Se los entrego a la Divina Madre
todos aquellos sin sabores
que me ha tocado vivir.

Me propongo renunciar
voluntariamente a seguir
repitiendo los mismos errores
frustraciones, costumbres, actitudes,
hábitos, modo de vivir...

Logro quitar, desprender velos
que enturbian mi conciencia
e impregnada de gozo.

Mi mente y mi corazón
están en capacidad de
pensar, discernir y amar.

1 comentario:

Alma dijo...

La vida es unverdadero gozo....para aquellos que saben vivir.

Se ha producido un error en este gadget.