martes, 29 de diciembre de 2009

Saber


Saber es participar, es lograr comprender cada proceso.


El proceso de la comprension comienza


por callar


por escuchar


y por recordar.

De esta manera logramos aprender, luego

cuando nos incluimos desarrollamos el sentido

de la participacion, logrando asi universalizar

nuestra visión del mundo y de nosotros mismos.


De esta forma nos damos cuenta, que el saber es



realmente un estado de conciencia, donde nuestras

acciones se hacen habitos y los habitos en nuestra

manera de ser.

Asi nuestro saber se manifiesta en nuestra forma de ser y de actuar.

Por eso recordemos siempre, que en cada situacion lo que genera el cambio somos nosotros, pero solo cuando realmente participamos y actuamos, de otra manera sin darnos cuenta dejamos la inclusion de lado, sin compartir cualquier experiencia que se nos presenta.



Al renunciar voluntariamente a las respuestas que creías que tenías después de cada situación. En ese instante del vacío de nuestra mente, emana algo nuevo y único que brota de la experiencia imperturbable del espacio vacío.

En la vastedad del espacio la Madre Divina devora los pensamientos, los sentimientos y las emociones. Sabiendo lo que esta debajo y lo que esta arriba, ese Espíritu inteligente, único, múltiple, sutil, activo, incisivo, inmaculado, lúcido, en la esfera de la supra conciencia aflora la iluminación, la libertad eterna, donde cualquier persona que este trabajando sobre si mismo o en un shock, alcanza la quietud, la lucidez, la sapiencia, la sabiduría trascendente que da el Ser.

2 comentarios:

Alma dijo...

Esa sabiduría trascendente que te da el Ser, puede llegar en cualquier momento, cuando menos tú lo pienses, en una intuición, en un golpe de corazón sentido, se abre ante tí toda una fuerza y saber que lo que terminas de sentir es lo cierto, sabiduría inmaculada, que no debe ser filtrada por la mente, es, y nada más.


Muchas otras veces una persona decide aquietarse, para poder saber, sentir su interior, aislarse, para poder estar dentro de su quietud, adorar su parte mas Divina, olvidarlo todo, quedarte en un vacio en el que solo se siente el aliento de lo Divino, y en ese momento llega a ti mucha lucidez, a veces llega más tarde cuando ya estás en plena acción, pero la conecsión es en este instante.

Besitos de lucidez y de saber.

Alma dijo...

Poquito a poquito vas cambiando y de repente entras en una situación en la que reaccionabas de una forma

y la forma que le das a la nueva situación es diferente,

lo diferente eres tú, que has cambiad, sin darte cuenta.


Dede mi amor.

Se ha producido un error en este gadget.