martes, 4 de agosto de 2009

El poder de la palabra



A través de la Palabra nos interrelacionamos entre los seres humanos con la finalidad de alcanzar mayores niveles de comprensión.

El poder de la Palabra se potencializa en los ejercicios de Dialogo, donde ante todo hay claridad de lo que se desea expresar, respeto por el que habla y la mente dispuesta a alcanzar un conocimiento, dado por la interrelación entre los seres.

La Palabra nos ayuda a expresar lo que sentimos y lo que deseamos hacer, pero también nos ayuda a conocer lo que siente y desean hacer los seres que están a nuestro alrededor. Visto así, la palabra no ayuda a ser incluyentes, tomando en consideración al otro ser.

El Poder de la Palabra esta en ella misma, un poder de conocer, de hablar, de enseñar, de orar, en fin es en el general un dar y recibir símbolos que se agrupan con la mejor intención de una interrelación positiva entre el hombre que esta en búsqueda de su desenvolvimiento.

De esta forma la Palabra transforma y modifica nuestra vida misma, expresando lo que realmente queremos expresar o ser…

Valoremos el Poder de la Palabra en el sentido de utilizarla para permitir un desenvolvimiento espiritual de nosotros mismos, en pro de lograr actitudes positivas de pensamientos, sentimientos y acciones.



La palabra tiene un gran poder, pero;


¿realmente lo conoces?




Si conocieramos el verdadero significado de las palabras,


nuestra comunicacion seria diferente, no solo seria hablar,


si no seria sintonizarse con el otro, logrando asi una union divina.







Las palabras tienen energia, esta se transmite


en el sentimiento que le entregamos en cada pensamiento,


en cada palabra.Siendo esta la manera mas simple de


participar y relacionarse con la vida.





A veces sin darnos cuenta hablamos por hablar,


no transmitimos nada, o no logramos expresarnos,


esto nos sucede por no conocer el valor de la palabra,


la vibracion que genera, la energia que transmite.




Nuestros cuerpos son receptores de energia, cada particula


de nuestro cuerpo recibe a cada momento vibraciones de energia,


esta transmitidas por pensamientos y sentimientos,


mayormente transmitidas por palabras, aprendamos a escuchar,


a escuchar lo justo y necesario, para asi aprender a vivir llenos


de energia que nos retroalimenta constantemente de


conocimientos y sentimientos divinos.





La palabra o el verbo crea puede dignificar y construir o destruir y maldecir.

El poder maravilloso de la palabra nos convierte en personas grandes de corazón, elocuentes, sabios, prudentes, sencillos, amorosos, seguros.

Descubrir el poder de la palabra nos permite decidir callar cuando debemos callar y hablar cuando es necesario hablar.

El silencio es la elocuencia de la sabiduria, es tan importante callar para no herir suceptibilidades para no levantar falsos testimonios, calumniar o hacer criticas mal sanas. Como hablar en el momento oportuno para evitar males peores; aconsejar, orientar, dirigir y/o coordinar.

El hablar pausado, sosegado, nos invita al sociego, a la paz, es simbolo de coraje, seguridad, armonia, es una actitud de participación, de apertura, coherencia e inclusión. Gritar, bociferar, denota miedo, poroduce cansancio, fatiga, desgaste energético, físico y emocional.

Corregir los comportamientos inadecuados nos lleva a la paz que se construye con el corazón y la palabra tranquila del hombre.



Si supiera el poder de la palabra,
Seria más cuidadosa;
Pensaría antes de hablar,
Menos impulsiva y más responsable.
Me pondría en el lugar del que recibe
Y sin dejar de ser sincera y transparente,
Seria generosa en el respeto.

Si supiera el poder de la palabra
No pospondría un segundo el decir:
“Te quiero”,”perdón”, “te escucho”
“Muchas gracias”;

Si supiera el poder sanador de la palabra,
Utilizaría la mejor medicina.

Si supiera el poder destructor de la palabra,
Me refugiaría en el silencio
Para encontrar la palabra exacta
Que me permita sanar, fortalecer,
Crecer en la comunicación
pura y responsable.



La palabra es una fuente de energía muy poderosa, así se manifiesta en la Biblia “todo pasará, más tu palabra no pasará”.



Cuando usamos las palabras para expresar nuestros verdaderos pensamientos y sentimientos estamos dándole vida a una gran fuente de energía y ésta puede manifestarse de forma positiva o negativa. Es por esta razón que debemos ser muy cautos a la hora de expresarnos ya que ese poder de la palabra puede llevar a otros a que abran su corazón y trabajen con su desenvolvimiento o por el contrario resistirse a abrir su puerta a lo divino.

Expresemos cada día a través de la palabra nuestro agradecimiento a la Divina Madre por tantas bendiciones, expresémosle a nuestros amigos y familiares cuanto los queremos.
Podemos expresar afirmaciones positivas que generarán un cambio en nuestro cuerpo, nuestro ser y nuestro entorno.

1 comentario:

Alma dijo...

Todos los días desde hace mucho tiempo me vengo diciendo y afirmando que soy el amor que por la Tierra camina, pues eso deseo Ser.

Y lo siento como desde el mismo aliento de Dios en MÍ.

EL VERBO ES CONSTRUCTOR Y NUNCA SE EQUIVOCA!!!!!!
TENGAMOS SUMO CUIDADO!!!!!

Y TRABAJEMOS PARA QUE DE NOSOTROS SALGA LO MEJOR ESE DIOS MANIFESTANDOSE EN CADA SER DE ESTE PLANO.

GRACIAS POR RECORDARLO!!!!

Se ha producido un error en este gadget.